REGRESAR  ALA PAGINA INICIAL

 

     
¿Quiere consultar si hemos escrito en esta web sobre alguna ruta cicística?, ¿busca una crónica en especial o un tema específico?. Escriba en la siguiente casilla del buscador y consulte en la base de datos de CicloBR.
 
www.ciclobr.com

Bogotá mayo 30 de 2022

A PROPÓSITO DE LA CELEBRACIÓN DE LOS 35 AÑOS

¿Cuántas camisetas ha tenido CicloBR en sus 35 años de vida?

En CicloBR, desde su fundación en 1987, hace ya 35 años largos, siempre nos hemos preocupado por el vestuario, no solo para lucir en carretera sino por razones de seguridad para lograr identificarnos en la vía.

Algunos alcanzamos a conocer las camisetas tejidas en lana y algodón, ideales para las madrugadas al alto de Patios, que por muchos años utilizaron los ciclistas profesionales en Europa. El auge del ciclismo en Colombia, a raíz de los triunfos de nuestros escarabajos en Europa, nos trajo la moda de los uniformes en licra, que permitían la impresión de los emblemas de los equipos y logos de los patrocinadores. El ingenio colombiano logró que surgieran pequeñas fábricas de uniformes deportivos, inicialmente con la utilización de planchas de screen que permitió que los ciclistas pudieran tener una réplica de las camisetas de los equipos europeos de su preferencia y de las que lucieron nuestros compatriotas como la famosa Café de Colombia. En CicloBR vivimos el cambio de la camiseta de lana a la de licra.

En 1987 la fiebre del ciclismo contagió a un grupo de empleados del Departamento de Tesorería, quienes preocupados por el exceso de kilitos, decidieron comprar bicicletas de "carreras" y salir a recorrer todos los domingos la ruta Puente Piedra La Virgen, para "desenguayabar". Este grupo, que poco a poco fue creciendo, gracias a la motivación que generó en colegas de otros departamentos también aficionados al ciclismo, adoptó el nombre de CICLOHOBBY y diseñó su propio uniforme, pantaloneta negra y una vistosa camiseta amarilla.

Para esa época, José Luis Torralba G. ya comenzaba a tener renombre con su marca de prendas para ciclismo, tenía una pequeña empresa ubicada en la estación de la Sabana en el centro de Bogotá, allí hicimos la primera camiseta y la pantaloneta en 1987 con aportes de cada uno de los integrantes del grupo; sin duda en ese momento era lo mejor en ropa de ciclismo. Infortunadamente cuando necesitamos hacer otros pocos uniformes para los nuevos ciclistas que las requerían ya habían adoptado la política de hacer solo cantidades grandes, además, sus precios superaban nuestro presupuesto.

Gracias a esa semilla y a la fiebre por el ciclismo que se despertó, decidimos como empleados solicitar el apoyo institucional del Banco de la República, tuvimos la fortuna de contar con funcionarios como el Gerente General Dr. Francisco Ortega Acosta y del Dr. Jorge Enrique Sánchez Oviedo Subgerente General Administrativo, por lo cual prácticamente cada año podíamos renovar el ropero ciclístico con una nueva camiseta para que lucieran los integrantes del Grupo de ciclismo en Bogotá y en las sucursales que ya contaban con aficionados a este maravilloso deporte.

En 1988 el Banco citó a quienes practicaban el ciclismo, aparecieron casi 50 personas, nos entregaron dos camisetas a cada uno, así se conformó oficialmente el Grupo. CICLOBR que se ha mantenido durante 35 años.

Esa primera camiseta nos la hizo don Jenaro Díaz, de Creaciones Kivi, hoy pensionado, que tenía una empresa pequeña ubicada en el barrio Sete de Agosto que alguien nos recomendó. Los diseños se los entregábamos en dibujos hechos a mano, ellos replicaban el dibujo y elaboraban un positivo en acetato, que se revelaba como en el proceso fotográfico, luego hacían moldes o cedazos de tipo screen, uno por cada diseño y color a los cuales se les aplicaba la tinta; se tenían que hacer tantas impresiones en papel transfer como colores tuviera el diseño, hoy, gracias a la tecnología digital los plotters imprimen el diseño en un solo papel transfer de una vez con todos los colores y luego, como se hacía antes, se coloca sobre la tela y con una plancha a altas temperaturas se transfiere el color, lo que se denomina sublimación.

Así, que en estos 35 años hemos pasado de las camisetas tejidas en las antiguas máquinas a la tecnología digital para sublimación.

Posteriormente los directivos del Banco decidieron apoyar la práctica del ciclismo en las sucursales del Banco, con uniformes y la organización de los Campeonatos Nacionales de Ciclismo. En esos certámenes teníamos que enfrentarnos a los equipos de Tunja, Pasto, Ipiales, Ibagué y Medellín, que tenían gente dura que competían de tú a tú con los nuestros, pero a Bogotá traíamos también escuadras desde, Quibdó Cartagena, Bucaramanga, Cúcuta y hasta de Amazonas quienes sufrían mucho y pocas veces terminaban las etapas.

Al igual que en Bogotá el apoyo no solo era para el ciclismo, sino que también el Banco de la República patrocinaba otros deportes como el baloncesto y el fútbol en cada una de sus sucursales, conscientes de lo que esto significaba y aportaba al bienestar de sus empleados.

Con el retiro de los doctores Francisco Ortega (QEPD) y Jorge Enrique Sánchez, quienes se pensionaron, el apoyo para uniformes y eventos ciclísticos se suspendió para los pensionados. Entonces tuvimos que organizarnos como un club autosostenible con aportes de los afiliados; el ingreso, que era exclusivo para pensionados y familiares de BR, lo abrimos a amigos y, desde entonces, cada uniforme se hace con nuestros propios aportes.

Nunca fuimos partidarios de hacerle publicidad a alguna marca de ropa deportiva en las camisetas, ni de copiar uniformes de equipos profesionales, más bien la tendencia ha sido la de lucir nuestros propios diseños originales que llevaban en esa época el logo del Banco de la República, de su Caja de Previsión Social, de nuestra cooperativa Febor, de las asociaciones de pensionados Centralsa y Asopenbre, que nos colaboraron en algunas ocasiones. Como excepción, en tres oportunidades recibimos apoyo económico de empresas privadas, por ejemplo, para la camiseta Naranja Negro, en 2011, tuvimos el patrocinio de Vansoil y de Servicios informáticos S.A. empresas de nuestros colegas Jacinto Cuta y Ana Niño, y también de Alfa. Igualmente, en 2014 nos patrocinó Resysta compañía de pisos de madera que gerenciaba Camilo Pulgarín.

Como se podrán imaginar, han sido bastantes los uniformes que hemos lucido, y con orgullo podemos decir que tal vez somos el club aficionado de mayor trayectoria en ese aspecto en Colombia.

Discúlpenos por divagar en la historia, pero la idea de este resumen era responder a la pregunta planteada arriba en el título, para el efecto, hicimos una recopilación gráfica con imágenes de las diferentes camisetas que hemos lucido orgullosos en estos 35 años de vida deportiva como familia ciclística. La respuesta a la pregunta la encontrarán en las siguientes gráficas, los invito a que hagamos una regresión o viaje hacia el pasado, comenzando en 1987, repasando los colores y diseños que nos identificaron en carretera:

Como pueden apreciar, hemos tenido 30 camisetas diferentes, sin contar algunas variaciones en reediciones como en la Azul la Paz, las Verdillo, Vamos Colombia y otras más, ni las que se hacían para las premiaciones.

Han pasado ya 35 años y treinta camisetas diferentes en esta historia; una forma de saber qué tan viejito (a) es usted resulta de verificar en su armario para saber cuantas de esas treinta camisetas conserva aún. Seguramente cada una le traerá recuerdos imborrables. Yo por lo menos, con esta recopilación descubrí que soy tres años más joven, pues al revisar encontré que no tengo tres de esas camisetas, una de ellas la Maglia Rosa (#8), se me rompió en una caída y dos más que simplemente se me desaparecieron y hasta ahora las echo de menos, las #s 5 y 10; de pronto se las presté a alguien para alguna Clásica de la Amistad y ese alguien olvidó devolverlas.

Este año al cumplir los 35 años de vida continua del Club luciremos un nuevo “Maillot” o casaca, la número 30, cuyo diseño evoca la famosa camiseta Café de Colombia que lucieron nuestros escarabajos en Europa, quienes abrieron la puerta a campeones como Nairo, Rigo Egan y tantos otros que triunfaron a raíz de esa aventura inicial del Café de Colombia.

De ese nuevo uniforme hicimos una camiseta marcada con el nombre de LUCHO HERRERA una de las mayores glorias del ciclismo de Colombia. A través de un conocido de Edgar Díaz, hijo y sucesor de don Jenaro en Creaciones Kivi, (la empresa que nos ha fabricado la gran mayoría de las camisetas que hemos tenido), contactamos a Lucho y quien nos prometió acompañarnos en una visita a Fusa para tomarse una foto y de pronto hacer con el grupo el recorrido Fusa- San Miguel. Ojalá podamos cumplir este semestre esa tarea pendiente para celebrar los 35 años de CicloBR.

Como anécdota, recuerdo que cada vez que surgía la idea de un nuevo diseño, algunos colegas querían que cada nueva camiseta fuera confeccionada por alguna de las grandes marcas, como Torralba, Suárez, Santini etc.(curiosamente sigue ocurriendo). Pero en los primeros años teníamos que atender al presupuesto del Banco y luego ya como pensionados cuidar nuestro bolsillo, así que por el alto costo y principalmente por la restricción que las marcas famosas han adoptado de no hacer sino una cantidad mínima, que genera la imposibilidad de recibir pedidos de una o dos adicionales, nos hemos mantenido por muchos años con Creaciones Kivi, empresa que conocimos hace 34 años a la que hemos visto evolucionar y acercarse a la calidad de marcas costosas como Suárez o Rigo, aunque no cuentan con la potente infraestructura de estas. De la nueva camiseta "35 años" nos confeccionaron 51 ejemplares. Esto no ha sido óbice para que a quien le guste lucir una camiseta "de marca" busque la forma de hacerla con la empresa de su preferencia; de hecho, algunos optaron por hacerla con Suárez, empresa con la que hemos trabajado para la confección de guantes y pantalonetas.


¿CÓMO SE DAN DE BAJA LAS CAMISETAS?

Periódicamente damos de baja algunas camisetas, las más achacadas o deterioradas y dejamos unas pocas para las salidas dominicales y las demás para entrenamientos entre semana. Esto ha evitado que los nuevos asociados tengan que hacer una gran inversión en la compra de las camisetas oficiales, pues por política, en CicloBR es obligatorio el uso del uniforme que se asigna para cada domingo.

Para este año 2022 volvimos a hacer la consabida selección y se escogieron solo cuatro diseños para las salidas de los domingos, una de las clásicas y las tres últimas que se han fabricado:

Los asociados que sean aceptados como afiliados a CicloBR deben contar con esas cuatro camisetas para las salidas dominicales; es un requisito de seguridad en carretera, las cuales se pueden adquirir en la Tienda de CicloBR que gerencia Luis Eduardo Pulgarín, o con el proveedor que escojan, siempre y cuando sea el mismo diseño.

Hasta acá este recuento de la historia de nuestras camisetas de ciclismo.

GRACIELA REINAAprovechamos par enviar un saludo a los cientos de amigos que han pertenecido a CicloBR a lo largo de estos 35 años, a los funcionarios del Banco que nos apoyaron en su momento, especialmente al doctor Jorge Sánchez, a nuestro recordado profe de ciclismo Augusto Salcedo que ayudó a formarnos en la disciplina del ciclismo durante los primeros años, y a todos los colegas que han colaborado en la organización y manejo del Club, Alvarito Campo, Miguel Granados, Fabian Castillo, Luis E. Zapata, Al Comité de Ciclismo integrado por, Luis E. Pulgarín, Edgard Dimián, Armando Torres, Héctor Pedraza y Orlando Márquez y a la secretaria del Comité y Asambleas las sra. Nobile González. Igualmente a todos los integrantes del club que han contribuido para que se mantenga vivo y unido.

Esperamos cumplir otras 30 camisetas más, aunque algunos de los más viejitos seguramente ya no estaremos para lucirlas, pero los jóvenes que han ingresado al club seguramente serán los encargados de enaltecer y mantener vigente a CicloBR.

Por ahora, con mucha satisfacción y orgullo, les deseamos felices bodas de Coral y los esperamos el próximo 12 de junio en el:

Descenderemos hasta la Vega en los vehículos y partiremos de esa población a la 7:30 a.m.

No se trata de una competencia individual, es un reto personal para llegar a la meta que cada uno se proponga, según su estado físico y condiciones actuales, la idea es cumplir el reto, no importa el orden de llegada. De acuerdo con las llamadas que ha efectuado Nobile, al parecer contaremos con 36 pedalistas que se le medirán al reto, esta es la lista de asistentes, si Ud. no se encuentra inscrito, por favor comuníquese con Nobile, igualmente si no puede asistir.

Teniendo en cuenta que no todos harán la misma distancia y debido a la cantidad de ciclistas, se han dividido en 5 escuadras, por categorías. ¿Ud. en cual se inscribiría?

Cada equipo o escuadra tendrá un capitán, quien será el encargado de motivar a sus compañeros para que concluyan el reto, entre cada equipo habrá una diferencia de tiempo a la salida, para que no se mezclen y suban tranquilos, y con seguridad. No obstante, quien quiera dar por terminada su tarea antes de la meta trazada puede poner pie en tierra y subirse a uno de los carros acompañantes. Tendremos un premio especial para las escuadras que lleguen completas al reto propuesto.

En el curso de la semana publicaremos la lista sugerida de los integrantes de cada escuadra, los capitanes podrán hablarse para hacer intercambio o ajustes de común acuerdo.

El equipo que va terminando podrá regresar a la Vega, en lo posible en los carros acompañantes.

Entre 12 y una de la tarde nos reuniremos en el restaurante español El Quijote de la Vega para el almuerzo. Entre 3 y 4 p.m. regresaremos a Bogotá.