< CICLOBR-CLUB DE CICLISMO AFICIONADO- COLOMBIA
 
ASí se ceró CicloBR Algunos de lso artículos pubicados Normatividad del Grupo Pongse en contacto con nosotros REGRESAR  ALA PAGINA INICIAL


   

 

¿Quiere consultar si hemos escrito en esta web sobre alguna ruta ciclística?, ¿busca una crónica en especial o un tema específico?. Escriba en la siguiente casilla del buscador y consulte en la base de datos de CicloBR.
 
www.ciclobr.com

Cuando el amor llega así de esa manera, uno no se da ni cuenta.

Sisga febrero 18 de 2024

La tarea para hoy eran 82.5 kmts de la Caro al alto del Sisga y regreso a los Silos de Almaviva. La idea era partir a las 7:30 am, pero nos encontramos con un enorme trancón en la autonorte generado por un accidente en la calle 215 y por supuesto salimos tarde.

A las 7 y 40 más o menos, cuando aún venían varios pedalistas metidos en el trancón, pasó Gustavo Palencia en su bici, iba camino al Sisga en solitario, se le alcanzó a escuchar: "no están cumpliendo el horario de salida", la verdad partimos casi a las 8 y 30. Es decir, le dimos una buena gabela, que le permitió coronar primero en el Sisga. Por si la esposa de Gus lee esta crónica, que no se preocupe si no lo ve en las fotos, le certificamos que si asistió (perdón abajo hay una única imagen que lo prueba, le dejamos esa tarea de buscarla).

Finalmente reunimos un grupo de veintidos (22) ciclistas

El primero en llegar fue el ingeniero Armando Torres y su esposa Mariángela.

Nobile como líder del Grupo de programación G1 le había pedido el favor de hacer hoy su turno de conductor elegido, pero se le cruzaba con un viaje a Belencito para visitar a los nietos y hacer "otras vuelticas", así que decidió acompañarnos solo en el trayecto de ida. Como acá no perdonan nada dijeron que el ingeniero eléctrico hoy era apenas un "semiconductor", de todas maneras, mil gracias Armandito, nos debe media, en un próxima se pone al día.

Al parecer con el ajetreo de la salida se le quedaron en el baúl del Audi los bananos, los jugos y los chocorramos pues no los entregó, no hay mal que por bien no venga, a los nietos les tocó un buen presente para el colegio esta semana.

Entre los primeros en llegar también estaba el señor Javier, el motociclista escolta de la empresa Staff Cycling. A propósito de acá no perdonan nada, según cuentan el joven quedó prendado de una ciclista pelirroja que nos acompañaba hoy, no digo el nombre pues es algo que no está completamente probado, habría que darle tiempo al tiempo, pero como dice la canción "cuando el amor llega así de esa manera, uno no se da ni cuenta..."

Reapareció hoy el amigo Fernando Flores luego de una complicada intervención quirúrgica, se le ve totalmente recuperado y muy orgulloso de su nueva bici Cipollini de carbono. Nos alegra volver a verlo Fercho benvenuti.

Mientras Gustavo disfrutaba la etapa en solitario, el grupo partió justo cuando empezaba a disiparse una neblina que nos tenía preocupados.

Salieron Nobile y Héctor, pero no fue mucha la ventaja que les permitieron, el lote comenzó a acelerar, ni tiempo dejaron para rotar pues casi todos venían "emplatonados", creo que con excepción de Wilfran y Guillermo los amigos de rotación tipo ringlete.

En la siguiente foto-video, captada por Javier Velandia, se ve al grupo disfrutando la rodada, camino al alto del Sisga, en medio de un esplendoroso día. Allí se puede apreciar quienes vamos con el plato más grande de la vajilla (haga click en la flecha para ver el video).

El paso fue agradable y a nadie le dio por romper el lote, lo manejaron compacto hasta que pasamos el peaje del Roble y allí como de costumbre cuando la carretera pica hacia arriba a los ciclistas también algo les pica, y quieren demostrar lo que "estudiaron" en la semana. Cada uno fue buscando su mejor posición. Nos pareció raro ver a Carrillo (Cariño) acompañando a Nobile, dándole instrucciones. Cuando empezó la subida al Sisga Guillermo y Wilfran despacharon a Pulga, ellos se encargarían de su pareja. Cariño ya había partido en busca de los que iban adelante, pero dio papaya y Márquez se le voló.

En algún punto cerca a la llegada, según las imágenes captadas por Armando y Maríangela, esta era la situación de carrera, de atrás para adelante:

No tenemos datos oficiales, pero al parecer coronaron el Sisga más o menos en ese orden; cualquier error es culpa de Armandito por haber partido para Belencito sin entregar el reporte de llegada tenemos

Cariño, perdón Carrillo le decía a Pulga ad portas de terminar en el alto "bájele uno Pulguita"; Pulga no le paró bolas y le remató.

Nos despedimos de nuestro semiconductor elegido y de Maríángela y tomamos la vía de regreso, la tarea estaba a medio cumplir pues aún faltaban 41 kmts para la Caro.

Iniciamos el descenso, los expertos se dieron gusto viendo cómo su velocímetro iba en ascenso, es una via en buen estado y se pueden dar ese placer. El grupo paró a desayunar en el restaurante "La casa del cerdo", antes de la subida del Roble. Nobile, Eduardo, Santiago, Héctor y Luis Hebert, decidieron seguir de una, creo que lo hicieron sabiamente, como verán más adelante.

En el tiempo que llevo montando en bici he sido testigo del placer que produce una buena sopa a los ciclistas, aunque en ese tema soy como Mafalda, daba gusto ver como en las paradas buscaban una sopa de Pajarilla, un caldo de raíz, una sopa de menundencias; para amigos como el Flaco Herrera (QEPD) o Miguel Granados era un rito, casi un doping. Más recientemente William Trejos y Alberto Rivera buscaban con ansiedad en la plaza de Subachoque el famoso caldo de pescado, espesito, decían que los ojitos eran parte del sabor.

Hoy los vi a la mayoría disfrutando de otro plato gourmet, el famoso caldo de pata.

Por supuesto coronado con el hueso, con piel y los deliciosos cartílagos gelatinosos, como para chuparse los dedos. La verdad se le atribuyen muchos beneficios a ese plato, según el profe Google un caldo de pata aporta energía equivalente a 488.5 kcal = 2,046kj/por porción. Habría que preguntarle al médico Juan, si es que vuelve, si el 30.8% de proteína, el 9,4% de fibra y 26% de grasita que aporta son buenos para nuestro ejercicio.

Mientras mis amigos pagaban sus cuentas, aproveché para salir disimuladamente con el fin de tomarles algo de ventaja, pues sabía que el camino hacia Almaviva iba a ser de espinas, con un lote jalado por Guillermo, Fernando y Javier; Pulga se la pilló y salió, "vamos, vamos, que persigan" dijo mientras inició el descenso que nos faltaba, pronto tomamos la subidita del Roble, que hicimos sin bajar el plato y en minutos estábamos pasando el peaje rumbo a Tocancipá, justo en el terreno predilecto de Pulga. Haciendo de tripas corazón logré pegarme a su rueda, si llegábamos a Briceño sin que nos alcanzaran podríamos soñar con coronar primeros en los Silos.

Atrás la jauría se percató de nuestra ausencia, montaron la perseguidora, Carrillo jaló un buen rato y puso la velocidad rondando los 50. Lorena y Eliana se mantuvieron en el lote de los "duros" (nuestros respetos) en el que viajaban además dos amigos de Guillermo, William Diaz y William Bernal. El Chinazo no pudo aguantar el voltaje.

Con Pulga logramos llegar a los silos y justo cuando nos disponíamos a cruzar llegaron Pablo y Guillermo con el resto de la jauría a su rueda. Uff!!.

No pudimos alcanzar al lote de Bedoya, él y Luis Hebert soltaron a Nobile y a Héctor a falta d e10 kmts para la meta.

 

Jorge Bernal y Gustavo pagaron los platos rotos y llegaron al rato como dice el Chinazo: "estallados", si yo no hubiera tenido la rueda de Pulga y la pequeña ventaja que les tomamos hubiera tenido que tenderme en el piso en busca de aliento como le pasó al pobre Gus, hoy subió al cielo y bajó al infierno pues coronó primero en el Sisga y llegó con el letrero de FIN en los Silos.

Excelente etapa, buenas estrategias, delicioso el caldo de pata con arepa, inmejorable trabajo de acompañamiento y reportería gráfica de nuestro semiconductor y de su esposa; afortundamente, todo salió a pedir de boca, ni un pinchazo. Por supuesto lo de los refrigerios es broma Mandito.

Nos vemos el próximo domingo, el G1 nos convocó para Zipacón allá estarán todos incluso los que han faltado, o aún no se han integrado. El G1 termina allí su excelente labor, están poniendo un punto alto; quienes tenían dudas sobre el nuevo esquema de programación ya han entendido cuál era el objetivo. Felicitaciones.

 

PD: Al finalizar la etapa escuché a algunos de mis colegas hablar de sus velocidades, potencia, cadencia y otras variables. Me entró curiosidad y busqué en Strava a quienes registraron hoy en esa aplicación y me puse en la tarea de hacer un resumen. Por supuesto que los datos no son comparables por la disimilitud de edades y condiciones físicas, pero qué bueno que todos en el grupo pudiéramos subir a Strava datos de esa variables.

P

Justamente Wilfran me había aclarado antes que hoy no se metió en el embalaje de los Silos, pues su frecuencia cardíaca estaba más alta de lo usual, dado que donó sangre. Además, ya Strava lo había vaciado:

Me despido, pues voy a buscar esa función en Strava, me imagino que en la mía dice algo similar o peor, si la pillo después les cuento.M

 

Nota: Cuando paramos a desayunar me partió el alma ver estas águilas enjauladas, qué pecado. Afortunadamente Héctor no vio esa desgarradora imagen y por suerte Ricardo no vino hoy, seguramente se habría traumatizado:

 <