< CICLOBR-CLUB DE CICLISMO AFICIONADO- COLOMBIA ex
 
ASí se ceró CicloBR Algunos de lso artículos pubicados Normatividad del Grupo Pongse en contacto con nosotros REGRESAR  ALA PAGINA INICIAL


   

 

¿Quiere consultar si hemos escrito en esta web sobre alguna ruta ciclística?, ¿busca una crónica en especial o un tema específico?. Escriba en la siguiente casilla del buscador y consulte en la base de datos de CicloBR.
 
www.ciclobr.com

Inolvidable Ciclopaseo

Julio 19/21 de 2024

PRIMERA PARTE DE LA HISTORIA

Si ya la leyó vaya a la Segunda parte


La caravana de CicloBR se trasladó este fin de semana a Boyacá, para recorrer en bicicleta a Belencito, Nobsa, Duitama, Paipa, Pantano de Vargas, Puente Reyes, Gámeza, Monguí y de paso conocer las ferias y fiestas del sol y del acero en Sogamoso.

Nos acompañaron 17 integrantes de CicloBR y cinco invitados: Eliana y su amigo, Luis Alberto Cuta hermano de Jacinto, Carlos Huérfano amigo de Armando y Marlene la compañera de Alexander Mecánico - motociclista que contratamos para que nos acompañara, durante las dos etapas. En total tuvimos la presencia en Boyacá de un nutrido grupo, 22 pedalistas en total.

Adicionalmente asistieron los siguientes familiares: Martha la esposa de Melki, Lucila esposa de Alberto, Gloria esposa de Edgard y su hija Carolina, Alexandra esposa de Wilfran y su hija Majo, Beatriz esposa de Jacinto y su hija, Edna Esposa de Mauricio y sus tres hijos David Felipe, Andrés Santiago y Miguel Ángel. Para todos y todas nuestros agradecimientos por la compañía, el apoyo con sus vehículos y la asistencia durante los recorridos.

Mao por fa hágale extensivo el agradecimiento a su perrito, por la compañía y protección al grupo.

El viernes 19 desde las horas de la mañana comenzó el desplazamiento hacia Boyacá.

Sin habernos puesto de acuerdo tres vehículos nos encontramos a la salida de Bogotá, el conducido por Pulga, con Nobile y Guillermo a bordo, el de Orlando Carrillo con Wilfran, Alexandra y Majo a bordo y el de Orlando M con Marcolino como pasajero, luego se unió Javier Fernández, a quien recogimos en la autonorte.

Orlando Carrillo nos invito "severa" picada en Villapinzón.

Escogimos a Belencito, pues ya habíamos hecho un ciclopaseo similar con sede en esa población en junio de 2016.

Esta vez nos alojaremos en Nazareth el llamado barrio obrero de Belencito, perteneciente al municipio de Nobsa, donde está ubicada la que sería nuestra sede.

Armandito Torres, quien nos colaboró de manera eficiente en la organización del evento es pensionado de Acerías Paz del Rio, vivió muchos años en Belencito, una ciudad construida a marchas forzadas por la Acería, como lo narró mi tío Gabriel García Márquez en una de sus crónicas como reportero de El Espectador.

Armando nos recomendó el Hotel Siloé, propiedad de Luz Marina Uzcátegui Ciprian; es un lugar apacible, sin pretensiones de lujos, construido según la propietaria aplicando técnicas del Feng Shui para lograr la tranquilidad, bienestar y relajamiento del huésped, estaba en su totalidad reservado para CicloBR.

Ella nos explicó que las mantas de las camas son elaboradas en Corea y tienen propiedades que absorben ondas dañinas como las de los celulares. En este afiche que exhiben en la recepción del hotel está todo muy bien explicado, en relación con los beneficios para ciclistas, léanlo con detenimiento por favor:

Como nosotros somos expertos en tomar el pelo y le sacamos canas a una calavera, al día siguiente se especulaba que la manta tenía propiedades curativas y lograba milagros al endurecer partes del cuerpo, que se empecinan en no levantarse con el paso los años.

Carrillo pensó que su amada necesitaba de la energía feng shui para que le diera lo que el quería y la expuso a la manta:

Luego de esa introducción entremos en materia, a lo que vinimos.

Primera etapa:

el viernes en la noche acordamos que partiríamos a las 7 y 30 a.m. en punto, y no lo van a creer antes de esa hora ya todos estaban listos. Decían que esa exactitud se debía agradecer al Chinazo y a Pablito, la verdad no entendí a qué se referían si ellos no pudieron asistir, Pablito estaba de vacaciones en Santa Martha y el Chinazo tenía que estar pendiente de Marthica quien tuvo algunos problemillas de salud, la verdad los extrañamos.

A Guillermo casi le da un yeyo, al revisar su maleta se dio cuenta de que no empacó ninguna camiseta de ciclismo. Afortunadamente Wilfran había traído la blanca y se la prestó, suerte que son de la misma talla.

Wilfran y Alexandra, muy precavidos trajeron una jarra eléctrica hervidora de agua, vasos, galletas y café. En su habitación nos preparó cafecito caliente, para palear el frio.

A las 7:32 a.m. partimos rumbo al restaurante donde estaba contratado el desayuno, el asadero Contreras ubicado a cinco kmts. Para tomar la vía principal teníamos que ascender una perrita que llaman, algunos tuvimos que echar infantería.

Nos congregamos en el restaurante para tomar el desayuno, los ciclistas hicieron su mejor pose para las cámaras, se veían muy animados, acá las fotos para el recuerdo de este ciclopaseo:

 

Luego de la sesión fotográfica y del desayuno, ajustamos coordenadas en busca del Pantano de Vargas. Ya habíamos recorrido 5 kmts desde el hotel y nos quedaban 25 más para lograr el objetivo. Tomamos la doble calzada que nos lleva a Duitama y a Paipa, pero sin pasar directamente por esas poblaciones; La vía tiene una buena cantidad de semáforos que nos obligan a poner pie en tierra; en una rotonda antes de Paipa, guiados por Alexander el señor de la moto, giramos a la izquierda y entramos a la carretera que en 4,5 kmts nos pone en la cima a 2879 msnm.

Inicia la subida, Marcolino ha tomado una ligera ventaja, le llegan a su rueda Orlando M, Melki, Jacinto, Alberto y Carrillo que busca un arbolito para dejar el tintico que se tomó. Llega Guillermo. Íbamos contentos siguiendo la rueda de Marco hasta que Hermes se tiró todo, se puso en modo ringlete y salió por el costado izquierdo, parecía estar ensayando lo que aprendió en el Tour por la TV. Guillermo le respondió, lo neutralizó y se le perdió en la distancia, luego Jacinto y Javi y Mao. Melki y Alberto perdieron la rueda; en la bajada Melki alcanzó y pasó a su rival de turno que parece ser Omárquez. El joven Melki viene de cambiar todo el grupo de su bici, se le nota el progreso. Marco llegó pisándoles los talones y muy cerca Héctor.

.

No tenemos el orden de llegada exacto al monumento del Pantano de Vargas.

Armandito dice que subió "llorando", debido a la falta de entrenamiento, se le abona que haya hecho el esfuerzo, pese a que lo niega varios creen que no hará la siguiente etapa, veremos.

Edgard hizo un gran esfuerzo, subió en la todo terreno escoltado siempre por Javier Fernández.

Al llegar al Pantano, nos reciben con un pequeño chubasco o espantaflojos que afortunadamente pasó rápido. Dejamos las bicis a cargo de Marlene y de Alexander y subimos las escaleras para visitar el monumento construido en homenaje a los lanceros por el maestro Rodrigo Arenas Betancur.

Como es usual hay guías que a cambio de una propina echan el cuento sobre la batalla del Pantano de Vargas ocurrida el 25 de julio de 1819.

Esta vez vimos que hay tres personajes que se caracterizan como Simón Bolívar, Manuelita y el coronel José María Barreiro. En este video, que captaron los ciclobeeres, se aprecia como desarrollan el libreto.

Finalizado este descanso para el turismo, reanudamos el ciclopaseo, el regreso a Belencito será por la vía que sale a Duitama, de tal manera que no subiremos al Pantano. El vehículo de Alberto y Lucila se resistió a prender justo cuando partimos, afortunadamente estaba Mao y tenía cables para iniciarlo. Pulga, Orlando Carrillo, Mrcolino y Omarquez paran a esperar a Alberto, el resto del grupo toma una buena ventaja.

En el programa de Armando estaba previsto terminar la etapa en el Hotel, bañarnos y tomar el almuerzo en el asadero donde habíamos desayunado. A Guillermo se le ocurrió la gran idea de almorzar primero y luego si ir a descansar al hotel. Cuando llegamos con el grupo que esperó a Alberto ya estaban todos en el restaurante. La verdad ya necesitábamos comidita para recuperar fuerzas.

Excelente elección de Armandito, deliciosa sopa, plato mixto de carne a la brasa de res y cerdo, guacamole, arepa y envuelto y una buena bebida para pasar todo eso.

Hasta acá la primera parte de la crónica. Vamos a descansar.

Esperen la segunda parte cargada de anécdotas aventuras e historias de este Ciclopaseo a Boyacá.

Feliz dia.

 

 

 <