REGRESAR  ALA PAGINA INICIAL

 

   
¿Quiere consultar si hemos escrito en esta web sobre alguna ruta cicística?, ¿busca una crónica en especial o un tema específico?. Escriba en la siguiente casilla del buscador y consulte en la base de datos de CicloBR.
 
www.ciclobr.com
   

Bogotá septiembre 15 de 2019

Crónica por Alberto Rivera Marín

En fila indios!!

Se me acerca al oído Víctor Molano y me dice

Por primera vez veo al grupo que está transitando en fila india”.

Y ciertamente observamos en el recorrido de La Caro hasta el peaje, antes de iniciar el primer tramo de montaña, que hoy nos esperaba, que el grupo se mantuvo en orden haciendo relevos, de tal surte que siempre estuvo un integrante del equipo encabezando transitoriamente. Eso fue estupendo y se debió, de todas formas, a un llamado de atención que Don Guillermo le hizo a quienes encabezaban el lote en ese momento, pues veníamos a la no despreciable velocidad de 37 kilómetros por hora, fríos y sin calentar, con excepción de los hermanos Molano y Fernando Flores, que ya traían un buen número de kilómetros en sus piernas.

En el trayecto nos alcanzó la bellísima ex integrante de CicloBR, nuestra queridísima amiga Laura Campos, quien rauda pasó por nuestro lado acompañada de unos amigos, perdiéndose en el horizonte. Buen viento y buena mar, querida Laura!

Muy bien, como siempre los tramos montañosos de nuestras rutas dominicales, son los fríos jueces del trabajo que cada uno realiza durante la semana. En esta oportunidad no fue la excepción, pues como dijimos, el grupo venía compacto, pero después del peaje el asfalto se empinó y desgranó completamente el paquete de ciclistas, que muy ordenadamente transitaba uno detrás de otro.

El descenso hacia Sequilé siguió siendo el causante de la desbandada, para luego enfrentar el Alto del Sisga, a 2.874 metros de altura sobre el nivel del mar.

Desafortunadamente solo 9 cicloberes atendieron la invitación, (más cuatro invitados), no obstante que este tramo de la sabana Cundiboyacese es realmente excelente, muy bueno para medir las fuerzas de los ciclistas que deciden trepar, metro a metro, sus empinadas cuestas (); y, al final, viene el premio, cuando ya se corona esa hermosa subida de aproximadamente unos 5,6 kmt, para luego enfrentarnos a un hermoso descenso de dos kilómetros aproximadamente, que conducen el camino hasta el puente del Embalse, nuestro sitio de destino para el día de hoy, aunque Don Guillermo, William, Fernando, los hermanos Molano y otros, avanzaron un poco más, dando cumplimiento a lema de CicloBR, en el sentido de que las rutas no se cambian, sino que se alargan un poco.

En el puente, mientras esperamos el regreso de los compañeros que decidieron alargar la etapa, me quedé conversando con el invitado de Pablo Torres, el señor Miguel Ángel Orjuela, quien degustó un rico y caliente vaso de aguapanela con queso y tomó fotos al embalse, incluyendo una selfie con el suscrito, mientras me dediqué a consumir los ricos herpos que trajo nuestro dilecto amigo, Hermes Alvarado, para sus compañeros, quien en el día de hoy se portó como todo un príncipe, acompañando siempre al último corredor, lo cual me consta directamente, pues siempre me tocó la retaguardia y como dijo Orlando Molano, quizás lo hice para no perderme detalle alguno del recorrido de mis colegas, por aquello de la redacción de la crónica, pero aquí entre nos, lo que me sucedió es que debí mantenerme a la raya con las pulsaciones. Recuerdan?, mínimo 144 pulsaciones.

Emprendimos, entonces, el camino de regreso y don Guillermo me alcanzó para decirme que tenía la fórmula para no sufrir con el tema de las pulsaciones y era subir con el plato grande; y, a fe, que esa fórmula me sirvió, porque por más esfuerzo hecho, las pulsaciones no subieron demasiado. Solo que los compañeros otra vez se me fueron y para alcanzarlos tuve que hacer un buen esfuerzo detrás de un grupo de ciclistas que iba rodando a muy buena velocidad. Y a “chupar” rueda se dijo!.

Don Guillermo y Fernando Flores, cual jovencitos de veinte años, se escaparon y del grupo no salió nadie a responderles. Lo extraño es que en la etapa de hoy el gran animador de siempre, William Duarte, estuvo muy parco y tuvo que conformarse con integrar el grupo perseguidor de aquellos. Este grupo, el cual tuve el honor de integrar durante un buen trecho, finalmente se me fue porque los repechos se me han convertido en premios de montaña de primera categoría y solo me quedé mirando a lejos cómo iban desapareciendo mis colegas en el horizonte, pues no hubo manera de alcanzarlos.

Al llegar a Carola decidí acompañar a los hermanos Molano a tomar el camino de regreso a casa y estuve con ellos hasta el cruce o retorno de la autopista hacia el norte. Tomé la ruta equivocada y me encontré rodando hacia Chía y Cajicá, razón por la cual tuve que tomar un atajo que me permitiera emprender el camino de regreso hacia Carola.

Hoy la tertulia estuvo muy corta y se entró en los comentarios relacionados con la escapada de Fernando y Don Guillermo, en especial la admiración por el rendimiento de aquél, a pesar de sus dolencias. Hoy en día en Ciclobr, quien no tenga dolencias no está en la onda. Pronta recuperación para nuestros colegas Jacinto Cuta, Edgard Dimián, Orlando Márquez y Alberto Otálora. Y un saludo muy especial, también, para Don Marcolino Barrera y su señora esposa, a quien deseamos pronta recuperación.

En total fueron 85 kilómetros de recorrido.

De nuevo un caluroso saludo para nuestro compañero Hermes Alvarado, quien estuvo a la altura de las circunstancias de hoy, muy atento a la suerte de sus pupilos y con viandas de frutas, herpos y galletas muy deliciosas.

Finalmente, es muy importante recomendar que cuando anunciemos nuestra asistencia a las etapas programadas por el equipo, actuemos en consonancia y, si por alguna razón se presentan circunstancias de última hora que impidan la asistencia a la salida de ciclismo, pues es necesario avisar rápidamente al conductor elegido. Por último, sigue siendo válida la sugerencia en el sentido de no promover salidas a lugares diferentes de los programados por CicloBR.

En la próxima jornada del domingo 22 de septiembre de 2019, los esperamos en la Bomba Terpel de Siberia, para la salida SIBERIA-CRUCE ROSAL-FACA-ZIPACON-SIBERIA, con un recorrido de 78 kilómetros, con el uniforme 30 AÑOS; como conductor elegido, tendremos al compañero Ricardo Rodríguez.

¡LOS ESPERAMOS EN LA PRÓXIMA….FELIZ SEMANA o…

 

 

ROGRAMACION PARA EL MES