Logo Club de Ciclismo  20 años
Bogotá, Colombia

Chucho y los peces


No todo es trabajo o entrenamiento en bici.

Alguien nos contó, de puro chismoso, que un integrante de CicloBR, muy cercano a todos nosotros, es ACUARIFÍLICO. Eso suena como algo contagioso o preocupante ¿verdad?.

La preocupación y la curiosidad nos llevaron a agarrar el toro por los cuernos. Enviamos un reportero de CicloBR a la casa para enterarnos bien de que sufría nuestro amigo Chucho Reyes

Jesús Reyes, su esposa y su hijo Wilson, nos recibieron muy amablemente en su casa. Realmente no les notamos nada raro; luego de las preguntas de rigor rápidamente nos aclararon la confusión:

La ACUARIOFILIA MARINA, es un hobby que consiste en crear, mantener y disfrutar en su propia casa un trozo de naturaleza, más concretamente un pedacito de fondo de mar con peces multicolores, arena, plantas y corales. Es decir un acuario de agua marina.

En efecto, entre la sala y el comedor encontramos un mueble de madera de aproximadamente dos metros de alto, por dos metros con 30 de largo y 70 centímetros de ancho y un metro con treinta de ancho, que separa la sala del comedor. Allí empotrado, como se aprecia en la foto, está un bellísimo acuario marino gigante lleno de peces multicolores, corales marinos, anémonas y plantas.
En la parte superior un completo sistema de iluminación y en la parte inferior complejos equipos de tratamiento de aguas.

Todo esto comenzó hace más de 15 años, cuando Wilson, hoy un Ingeniero de Sistemas, que quiso ser Biólogo Marino, recibió en una piñata como regalo un par de pececitos bailarinas. Chucho le compró un pequeño acuario, pero nunca se imaginó que su casa se convertiría años más tarde en el mundo de Nemo, y que el, su señora y su hija se convertirían en expertos en Acuariofilia Marina.

Con el auspicio de Chucho y de su señora, Wilson fue aficionándose a los peces. Luego de crear muchos acuarios de aguadulce con peces comprados en las tiendas de mascotas de la caracas decidió investigar porqué sus pececitos, bailarinas, payasos etc. morían a pesar de los consejos de los expertos de la caracas.

Buscó literatura e investigó con ayuda de Internet para encontrar la forma de preservarle la vida a sus mascotas.

Fueron muchas tumbadas, una de ellas de casi dos millones en un acuario “chimbo”. Finalmente descubrió como la Acuariofilia marina le permitía tener un pedacito de mar en la casa y disfrutar, del sosiego y de la armonía que emanan esos peces exóticos de su acuario. Esto le ha costado no solo cientos de días y horas de investigación en Internet, en reuniones con expertos si no además “un billete”, como veremos más adelante.

Esta obra de arte de los Reyes es una caja de vidrios de seguridad de 2.20 mts. de largo por 1.20 mts. de ancho por 0.70 mts. de alto. Pesa casi tres toneladas. La inversión oscila entre 18 y 20 millones de pesos. Un billete ¿No es cierto?. Hoy es la residencia de 15 hermosos peces multicolores, de extraños nombres y unas cuantas primitas anémonas y corales...

El más valioso ejemplar, que puede costar alrededor de $400 mil, es un hermoso pez denominado Desjardinii, de la familia de los cirujanos de unos 25 centímetros de largo. Tiene cinco años y su propietario anterior era Felix de Bedout ( o sea...); le gusta que lo observen y cambia continuamente de colores. Cuando se enfurece o se estresa se torna de color oscuro. Al igual que la mayoría de estos peces cirujanos, cuenta con una espuela o cuchilla cerca a la cola que es un verdadero bisturí, capaz de tajar un dedo o herir mortalmente a sus contrincantes.

Pero en la colección de hermosísimos peces se encuentran: Bahías, Damiselas, Brown Powders, Un Pez Obispo, Blenio, Yellows Tang, Hepatus, Purple Tang, además de anémonas, gusanos plumeros, Corales cuero, gorgonias etc. .

La mayoría de estos coloridos peces proviene del océano Indico. Los Hepatus por ejemplo son del mar muerto.

El Blenio, es un curioso pez pequeño, que permanece casi todo el tiempo en una hendidura en los corales, en posición vertical, asomando solo la cabeza, como observando el panorama.

La anémona verde es una especie de planta con brazos móviles. Chucho nos comenta que los peces toman pedacitos del alimento y van y se lo llevan.

Todos son una familia de estrato 10, pues su alimento es una especie de cazuela de mariscos preparada en licuadora, obviamente por la señora de Reyes, pues como siempre los padres heredamos de la noche a la mañana el cuidado de las mascotas de nuestros hijos. Esta cazuela consta de camarones, langostinos, palmitos, hueso de pescado, filetes y calamares que hay que comprar frescos en las pescaderías del centro y licuar, pues esto mantiene las propiedades y es lo más similar al alimento natural de los peces.

Estos pequeños, pese a que no ven TV, ni usan el teléfono ni el celular, gastan en energía para la iluminación del su acuario aproximadamente $150 mil mensuales. Es que para simular la iluminación natural del mar, se les prende parte de la luz de 1 a 9 p.m y otra de 2 a 10 p.m.

Pero la cosa no para ahí. Para que nuestros amigos mantengan su agua limpia, saladita como la del mar y apta para que vivan y crezcan se requieren sofisticados equipos. En la parte baja del mueble dijimos que están estos equipos. Por ejemplo el Skimmer o espumador, que es un separador de proteínas le costó Wilson Reyes alrededor de 1.200 dólares; el reactor de calcio 800 euros.
Dentro del acuario gigante, hay dos bombas denominadas Dumps que mueven el agua (botan 12 mil litros por hora).

Wilson cuenta además con todo un sofisticado equipo de filtrado con subacuarios con algas y corales; bombas que succionan el agua y le inyectan oxígeno, descomponen el amonio lo convierten en nitratos, y nitrógeno creando un perfecto ecosistema. Adicionalmente, en el patio de la casa tiene montado un sistema de acuarios extras con complejos sistemas, el cual usa para colocar en cuarentena los peces nuevos que llegan para su acuario o para la venta.

Todas esas vainas sofisticadas, que solo las entienden los Reyes y los que pertenecen a ese exclusivo club de Acuariófilos, por supuesto costó otro poco de billete y mucho trabajo. Durante dos y medio años han venido construyendo esa maravilla que les tratamos de describir en pocos párrafos.

Vean Uds., fuimos preocupados por la salud de Chucho y nos encontramos con una maravillosa experiencia. Fue fascinante oír a Jesús Reyes y a su familia hablando con propiedad del tema y ver esos bellos ejemplares y un acuario multicolor gigante que la verdad yo había visto solo en películas. Realmente Le provoca a uno sentarse a observar a esos hermosos pececitos; es algo que parece desestresante, pues por momentos se imagina uno que está buceando en San Andrés.

Me imagino que Chucho llega después de los entrenamientos en bicicleta y se sienta un rato frente al acuario y queda listo. Como no tengo acuario, voy a ensayar con la pelicula Buscando a Nemo.

Lo que si no me puedo imaginar es a toda la familia Reyes sentados al comedor, que queda justo al lado del acuario, degustando un delicioso pescado de mar frito, a la vista de sus mascotas.

En tal caso nuestros peces del mar Indigo los mirarán furiosos. Creo que todos esos peces cirujanos sacarían sus bisturís esperando a que alguien de la familia meta una manito en el acuario para desquitarse.

Si Ud. también quedó descrestado e interesado en la acuariofilia y de pronto tiene unos ahorritos o conoce a alguien que los tenga y le interese el tema, le tenemos una noticia buena (muy mala para Wilson), el acuario de Wilson está en venta y a un precio muy por debajo del costo real.


Si, es así, lamentablemente Wilson se va para Australia a estudiar y a trabajar y con el dolor de su alma debe abandonar su Hobby. Sus papitos no quieren seguir solos con esa responsabilidad. Que tal que se les mueran los Hepatus (Nemo) o el Desjardinii?. Wilson cuelga a Chucho de las dos (hasta las tres). Además a Chucho aún le faltan diez añitos para la pensión, para dedicarse por completo a los peces, incluidos los bagrecitos.

Bueno ahí les queda esa inquietud. Los dejo porque me voy de vacaciones a comerme un delicioso Parguini a la jardinii frito.







Copyright © 2007 CicloBR. All rights Reserved
.

Profe Salcedo Jisela Serrato Luis E. Pulgarin Manuel Leal Edgar Dimian Esther Rueda Alberto Pineda Víctor Portela Hugo Gutierrez Logo Club de Ciclismo  20 años Anita Niño jaime López