Programación junio/2017
 

Bogotá, de junio 11 de 2017

 

¿Salir o no salir?. Esa es la cuestión

 
Que yo recuerde junio era un mes de verano en Bogotá, el mes de las vacaciones, ahora sorprende que desde que inició hemos tenido lluvias. Desde abril el Ideam viene anunciando que el invierno se prolongará,  a finales de mayo volvió a anunciar que la temporada  de lluvias se mantendrá hasta junio, luego dirán que hasta julio, ¿será esto consecuencia  del “cambio climático” en el que no cree Trump?, lloverá y veremos
.

Me imagino que hoy varios de nuestros ciclistas al ver que el día amenazaba ser lluvioso prefirieron quedarse en casita viendo la etapa final de la Dauphiné. Pero fíjense Uds. que Armandito si decidió acompañarnos.

Por los alrededores de mi casa se presentaba una ligera llovizna, así que parodiando al Hamlet de Shakespeare me hice la pregunta de rigor: ¿salir o no salir?. Cómo tenía la esperanza de que el clima en el sitio de encuentro, Siberia fuera mejor, decidí salir.

A las 7:10 a.m.  llegué a Siberia y para mi sorpresa la “ligera llovizna” me había perseguido hasta allí, el único que había llegado era Hermes, así que tocó tintico y a esperar por la salida del sol que se rehusaba a deshacerse de las nubes grises que lo ocultaban.

7:45 a.m. la situación era la misma: piso mojado, nubes grises, “ligera llovizna” y cielo nublado hacia el alto del Vino, mejor dicho negro panorama. Hermes sugirió que regresáramos a casa,  en vista del clima y habida cuenta de que no llegaba nadie más me contagió, por eso nuevamente me surgió la duda “salir o no salir”. Justo cuando ibamos a mover el carro la llovizna cesó y aparecieron en seguidilla Molanito, Geoffre, Ricardo, Pablito, Armando, Guillermo y los Pulga, entonces como un combo de once hace quórum el dilema “salir o no salir” se resolvió solito.


Sin más dilaciones arrancamos, hasta el peaje, el piso estaba mojado y “chispeaba”, pero luego poco a poco el clima mejoró, incluso al iniciar la subida al Alto del Vino el sol ya era visible.


Ricardo Hermes y Pablo aprovecharon el plano y comenzaron la subida con una ligera ventaja. En la subida nos pasó Mauro cuál bólido.

Nobile dejó hoy a su esposito Pulga subiendo al Vino de colero con Geoffre, gracias a las “turbinas” que tenía su disposición, primero Camilo, luego Manuel Leal, a quien nos encontramos en la subida, y finalmente Guillermo los relevó en tan Nobile tarea.

Entiendo que Hermes coronó la cuesta del Vino en primer lugar, seguido de Camilo y Ricardo a quien por poco le da un “patatuz”,  pues trató de responderle a Cami en el embalaje. Cuando coroné ya estaba en la cima Armandito esperándonos.

Como el clima estaba a nuestro favor seguimos hacia la Quebrada del Vino, allí Hermes, Nobile y Ricardo regresaron, los restantes 9 ciclistas nos dirigimos al Chuscal. Me sorprendió cómo se está deteriorando la vía nueva, tiene bastantes tramos con el asfalto en regular estado, incluso algunos reparcheos, increíble pues se trata de una vía que fue  inaugurada hace menos de un año.

Mauro siguió derecho hacia San Francisco. Nosotros paramos en el Chuscal para hidratarnos y deshidratarnos. Pulga partió cinco minutos antes, no quería otra vez puestos de retaguardia.

Camilo partió dándose "leña" con Manuel Leal un ex CicloBR de los duros. Con Molanito, Pablo, Guillermo y Geoffre conformamos un lotecito que marchó compacto hasta la Quebrada del Vino. Aprovechando a algunos ciclistas que andaban en una contrarreloj hasta el Vino, me pegué varias veces tratando de sacudirme a Guillermo y a Molanito, pero el esfuerzo fue en vano, no cedieron un ápice, me imaginaba la diferencia que me sacarían en la subida al Vino. Entonces ocurrió un milagro, los dos  decidieron parar en la panadería, así que solo me quedaba Pablito.


Pulga  supo administrar la ventajita y no se dejó cazar antes de la Quebrada. Armandito nos pasaba y nos esperaba más adelante, se veía fresco. A mitad de camino Pablo sin despedirse se me fue, iba por Pulga a quien pilló antes de  llegar el Vino, a mí me faltaron los cinco centavitos lo vi coronar pero no lo pude alcanzar.

Abajo, pasando el puente del Rosal nos reagrupamos Camilo, Pulga,  Pablo y yo, se necesitaba equipo pues el viento soplaba  duro. Pasando la bajada de la Arenera Camilo apretó el paso y  nos dejó en hilera persiguiendo.

En Siberia nos reunimos con Nobile y Ricardo quienes habían llegado media hora antes. Unos 15 minutos después llegaron Guillermo y Molanito y luego Geoffre.

Por primera vez en el año Armandito hizo toda la etapa completa, incluso nos acompañó hasta el final de la tertulia. Llegó fresco, ni sudó. Perdón olvidé mencionarles que hoy fungió como conductor elegido y nos acompañó desde la comodidad de su auto.

Armandito Torres se fajó con los refrigerios, bananos herpos choramos y jugos de caja. Muchas gracias.

Se divirtió tomando fotos, lo vimos encantado con  una chica, perdón con una parejita de ciclistas que subían en todo terreno a paso endiablado. Les prometió que saldrían en la web de CicloBR, así que para cumplir la promesa que hizo nuestro colega, acá tienen a la brujita de Salem Cycle y su acompañante ( a la próxima pídale el nombre y número de celular, tenemos un cupito en CicloBR).

Ver imagenes de la etapa en CicloBR Facebook

Felíz semana y FELIZ DÍA DEL PADRE

Entramos en receso hasta el domingo 25 de junio.

 


 

 
Contador de visitas y estadísticas

¿Quiere consultar si hemos escrito en esta web sobre alguna ruta ciclística?, ¿busca una crónica en especial o un tema específico?. Escriba en la siguiente casilla del buscador y consulte en la base de datos de CicloBR

Google
http://www.ciclobr.com
 

 

   
 

 

SI SE DECIDE AÚN TIENE TIEPO DE INSCRIBIRSE