¿Quiere consultar si hemos escrito en esta web sobre alguna ruta ciclística?, ¿busca una crónica en especial o un tema específico?. Escriba en la siguiente casilla del buscador y consulte en la base de datos de CicloBR.
 
www.ciclobr.com
    Programación febrero de 2018

Bogotá febrero 18 de 2018.

Crónica por Orlando Alberto Molano Moreno.
Colega ciclista-Arquitecto - Docente-


Conocimos otro sitio llamado Santa rosa

Nuestro querido deporte nos ha deparado ratos y jornadas muy agradables. Desafortunadamente también se corre el riesgo de las lesiones como nos ha ocurrido a algunos integrantes de la familia CicloBR. Nuestro dilecto amigo Orlando Márquez desafortunadamente ha caído en esta colada y tiene una lesión en una rodilla, motivo por el cual no nos acompañará durante algunas jornadas. Le deseamos una pronta recuperación. También por este motivo hoy trato de remplazarlo en esta tarea de la crónica dominical.

Como dijo un paisano ciclista, hoy tuve buenas sensaciones y durante una parte del recorrido iba tarareando la canción “Qué bonita es esta vida”, (que es lo que se siente cuando disfrutamos de la bicicleta y del grupo en nuestras salidas) canción del maestro Jorge Celedón, entonces fui acomodando nuestro accionar en la carretera y resulté parafraseando parte de dicha composición, que aquí les comparto:

Me gusta la brisa fresca en la mañana
Y alisto la bicicleta con placer
Pues vamos a pedalear por la sabana
Disfrutando en cuerpo y alma
De este hermoso amanecer.

Ay qué bonita es esta vía
Y en esta mañana fresca
Y aunque ya viene la cuesta
Todos pedaleando en fila.

 A pesar de que había llovido en buena parte de la noche anterior, la mañana de este domingo tuvo un clima muy agradable y una asistencia de ciclistas muy satisfactoria. Nos encontramos en El Rincón de Carola 21 ciclistas (ver lista).

El conductor elegido para hoy, nuestro compañero Pablo Torres no quiso perderse esta gran etapa y recomendó a su cuñado Héctor Rodríguez para que nos asistiera desde el vehículo. Se lució Pablito con sus atenciones, ofreciéndonos bananos y mandarinas, jugos, bocadillos, turrones y chocolatinas. Un agradecimiento para Pablito y familia por esos detallazos.

Partimos a las 7:50 rumbo al alto del Sisga. Yo creo que lo que me hizo pensar en la canción de Celedón fue el accionar en grupo, en fila de dos en fondo, con una velocidad acorde para todos, mientras íbamos intercambiando opiniones con nuestros compañeros, seguramente de todo menos de política, algo tan aburridor por esta época.

Nos gozamos esa magnífica carretera, a veces rodeados por otros grupos de pedalistas que nos pasaban o los dejábamos atrás. Al pasar por el peaje acordamos reagruparnos en El Carajillo, pues seguramente el kilómetro de cuesta nos disgregaría, lo cual se cumplió y preparamos la mente, piernas y engranajes para iniciar la subida al Sisga. Tocó en grupos de a uno, aunque a mitad de subida pasó raudo un triarticulado juvenil integrado por David, Camilo y Giáccomo, tratando de llegarles al Chinazo y a Juan Salcedo (sobrino de nuestro exdirector técnico Augusto Salcedo), pues la tripleta devoró el alto y coronaron en su orden Camilo, Giaco y David, seguidos de Juan y el Chinazo. Los demás fuimos llegando con los últimos alientos al sitio de destino. (A Nóbile le pasó factura su paseo por Cali durante la semana). Allí nos rehidratamos y nos reconfortamos con las viandas que el conductor elegido nos había llevado, amén de tomar un renovado aire para deshacer el camino de regreso.

Todos nos sentíamos aliviados, pues lo que quedaba era descenso y el planito conocido, pero empezó a difundirse un plan de adición a una ruta desconocida, con alguito de cuesta, para conocer Santa Rosa, un caserío de la población de Suesca que le habían recomendado a nuestro compañero Reinaldo. Quién dijo miedo, todos a la aventura y junto al puente que comunica a Sesquilé con Suesca, giramos hacia la derecha y anduvimos gustosos unos diez kilómetros entre plano, ascensos y bajadas, llegando la mayoría hasta la meta propuesta, allí encontramos una pintoresca hondonada adornada con casitas, algunos negocios y hasta la estación del tren, respirándose un ambiente de paz y tranquilidad. (Otro sitio llamado Santa Rosa, cuántos habrá en Colombia con este mismo nombre?).

Don Guillermo ofreció agasajarnos con una deliciosa fritanga en aquel lugar, pero seguramente sabía que este negocio no existía. Después de las fotos de rigor, emprendimos el retorno. Nóbile, Jenny, Eduardo, Melki, Marcolino y Mauricio decidieron “esperarnos” en el alto mientras el resto bajábamos. Fue una bonita travesía, respirando un mejor aire y resguardados por las arboledas a la vera del camino.

Ver video subida a Santa Rosa>>

Relive

Ya en “tierra derecha” sobre la autopista, la velocidad se fue aumentando y a la voz de “nos reagrupamos en el peaje”, todos obedecimos y nuevamente en grupo forzando la marcha, en espera de llegarles a Nóbile y su séquito que dizque nos iban esperando, lo cual nunca logramos.

Los dos caballeros Pulgarín tomaron el comando del lote y a aguantar se dijo. A la altura de Briceño, algunos tuvimos que verlos a la distancia.

Los esposos Pulgarín hoy regresaron muy pinchados al final y tuvieron que acudir al carro acompañante. Todos en grupos pequeños fuimos arribando hasta el sitio de partida. Allí nos enteramos que nuestro compañero Alberto Rivera había picado en punta y nos había sacado una buena ventaja.

Fue una bonita salida y las impresiones manifestadas fueron siempre de agrado y satisfacción. A los conductores acompañantes nuestros agradecimientos.

Seguimos extrañando a los compañeros que por cualquier motivo se han perdido estas interesantes jornadas de compañerismo, fatiga y alegría. Esperamos que pronto nos acompañen.

Feliz semana.

Los invitamos a ver las imágenes de la salida en CicloBR Facebook

El pasado 29 de enero Rei me envió este mensaje:

"Orlando esta ruta para que la analicen si se puede incluir en la programación. En vez de subir a Sisga se voltea hacia Suesca"

Acordamos comentarla en la próxima salida al Sisga. Lamento haberme perdido la subida a Santa Rosa o Santa Rosita.

Santa Rosita es una de las 19 veredas en que se divide el municipio de Suesca, como pueden apreciar se conecta con la via proncipal para llegar a Chocontá, habría que ver si el siguiente tramo es pavimentado, pues si lo está, el regreso podría ser por esa via.

Ver planimetria de la nueva ruta que hemos adoptado e incluído en nuestro mapa de Recorrdios CicloBR (por avor pase el mouse por el borde del gráfico para ver datos de altura, desnivel y distancia)

Sea la oportunidad para agradecer sinceramente a Alberto Rivera y a Molanito por reeemplazarme en la tarea de narrar lo que acontece cada domingo en nuestras salidas dominicales, excelentes escritores. La próxima crónica estará a cargo de Reinaldo, (los tres ya cuentan con experiencia en el tema pues han escrito varias crónicas); espero que en las siguientes salga al ruedo otro cronista para complementar el "staff de redacción" para la tarea de escribir cada domingo la historia de CicloBR.

Creo que ya tengo derecho a la pensión como cronista en CicloBR durante 30 años y me alegra que ya tengamos un equipo experto para que asuma esta función en el Grupo

Hablaré con el señor Tesorero para que el cheque de este mes y los siguientes, por concepto de honorarios, se gire a los cronistas que en buenahora han asumido la ingente tarea.

Omarquez

 

 

 

 

 

 

contador de visitas