¿Quiere consultar si hemos escrito en esta web sobre alguna ruta ciclística?, ¿busca una crónica en especial o un tema específico?. Escriba en la siguiente casilla del buscador y consulte en la base de datos de CicloBR.
 
www.ciclobr.com
   

Bogotá abril 22 de 2018

Crónica por Alberto Rivera Marín
Colega ciclista-Abogado Unicosta B/quilla-

 

Un día de sorpresas


Definitivamente el día de hoy estuvo cargado de sorpresas. Para empezar vemos con mucho agrado el reintegro a las carreteras por parte de nuestra querida amiga Anita Niño, quien hoy irradiaba alegría, tal vez por volver a compartir los gratos momentos que nos deparan estas salidas, con un grupo tan selecto y agradable como son quienes integran a CicloBR. Además, dio muestra que el entrenamiento en atletismo también le ha servido hoy para la jornada dominical de ciclismo, pues estuvo a la altura de la exigencia en la vía. También destacamos la presencia de Laura Campos y William Trejos, quienes estuvieron ausentes de las rutas durante un buen período.

Sorprendente resulta también el hecho de que en el Audi de nuestro querido colega Armando Torres, a quien le agradecemos profundamente su excelente acompañamiento al grupo en esta jornada, por fin se sentaron en sus confortables asientos, nada más ni nada menos, que don William Trejos, como se observa en esta gráfica:

Jenny Rozo, bien engrasada, pues hoy le tocó fungir como mecánica para desenredar la cadena de su bici cuando descendía a Zipacón y  Anita Niño, que al ver las primeras gotas de lluvia que caían del Cielo, una vez llegado al cruce de El Rosal, no dudó en llamar a Armandito para que le diera refugio en su carro. De modo que hoy estuviste muy acompañado Armandito !!!.

Pasemos ahora a reseñar lo que observamos en la vía durante este trayecto, que de Siberia nos condujo a la población de Zipacón (Cundinamarca). La salida fue muy ordenada y tranquila, como casi todo el trayecto, pues hoy el grupo se comportó como tal y siempre se mantuvo compacto, con alguna que otra estirada. Casi podemos asegurar que definitivamente este grupo recreativo ha tomado la decisión de hacer competitiva las salidas dominicales, solamente en los trayectos de ascenso, que no ofrecen los peligros de los descensos y los trayectos planos con reductores de velocidad.

En dirección a dicho propósito, a continuación reseñamos el orden de llegada a la parte alta antes del descenso hacia Zipacón, fueron ellos: Eduardo González (quien pasa por un buen momento deportivo), Pablo Torres (quien, como indicaremos más adelante, es el nuevo asesor de imagen de CicloBR), Orlando Molano, Mauricio Ordóñez (A quien hoy vimos sorprendentemente acompañando al grupo y estuvo con nosotros en la tertulia), William Duarte (quien al pasar por la raya de sentencia, se batió con dos ciclistas casuales que impidieron tomarle la foto oficial de manera individual), el Audi, Melquidedec Reina (quien al parecer está entrenando lo suficiente, como para hacer una escapada en solitario y con mucha fuerza, al regreso hacia Siberia), Víctor Molano, Jenny Rozo, Laura Campos, Luís Eduardo Pulgarín (dando pasto en la subida), Nóbile González, Anita Niño, William Trejos y el gran Marcolino Barrera.

Llegados a la Plaza Principal de Zipacón, encontramos la noticia que Eduardo González, Pablo Torres, William Duarte y Orlando Molano habían seguido de largo hacia Cachipay, recorriendo 7 kilómetros adicionales, hasta el puente del tren, según comentaron en la tertulia; Orlando Molano, decidió devolverse 3 kilómetros adelante de Zipacón. En total estos tres corredores hicieron 86 kilómetros, mientras que quienes nos quedamos en la población de Zipacón recorrimos apenas 78 kilómetros.

Esta fue otra de las sorpresas del día, pues mientras el grueso de ciclistas nos devolvimos por “El Resbalón”, los tres ciclistas que bajaron hacia Cachipay se regresaron por el mismo trayecto que por la mañana nos condujo a Zipacón desde Siberia; y la sorpresa es que llegaron de primeros a Siberia donde los vimos plácidamente sentados como preguntando “¿Y a Ustedes qué les pasó, por qué se demoraron tanto en llegar?”…..las cosas del ciclismo !!!

En Zipacón encontramos a Gilberto, el otrora Campeón en su categoría de varios los nacionales de ciclismo del Banco de la República, acompañado de su hijo Juan David, quienes se integraron al grupo de regreso hacia Siberia.


Estuvimos un largo rato en Zipacón mientras Laura y Armandito degustaron dos suculentos pescados (Pues nada contrario se deduce de todo el tiempo que nos tocó esperar mientras desayunaron), tiempo que aprovechamos para hacernos tomar una linda postal en el monumento erigido en todo el centro de la plaza, en homenaje a la Villa Cultural, que por Ordenanza de la misma Asamblea Departamental de Cundinamarca se dispuso llamar así al Municipio de Zipacón, en el marco del “XL Festival De Música Clásica”, realizado en dicha población los días 4, 5 y 6 de noviembre de 2017.


Dicho monumento, elaborado en piedra por el alfarero Eurípides Agudelo, está constituido por una clave de sol de aproximadamente 3 metros de altura y la base tiene aproximadamente 1.50 mts., el cual fue inaugurado el 4 de noviembre de 2017, con la presencia del fundador del Festival de Música Clásica de Zipacón, don Carlos Pinzón Moncaleano, el famoso animador de televisión.

Es de anotar que Zipacón, fundado el 5 de julio de 1561, se encuentra ubicado en la Provincia de Sabana Occidente, a 50 kilómetros de la ciudad de Bogotá, donde se han encontrado las evidencias de agricultura y alfarería que datan del año 1270, durante el dominio de la Confederación Muisca. Zipacón significa, según algunos, “El llanto del Zipa”, porque en esas épocas el Zipa, luego de sus derrotas, se retiraba muy entristecido a meditar en dicha población.

Mención especial merece la carrilera del tren que pasa por la vía que conduce a la población de Zipacón, pues nada que le dan impulso en nuestro país a la reactivación de este medio de transporte, tan importante para darle un nuevo aire a las economías de pueblos tan productivos como éste. Esperemos que los futuros Padres de la Patria tengan el tiempo suficiente para pensar en este proyecto.

Bien, salimos de Zipacón hacia Siberia luego del aprovisionamiento alimenticio y, como dijimos antes, en estas crónicas sólo registraremos el orden de llegada de ciclistas cuando se trate de metas en ascenso, que no representan peligro para nuestros corredores; fue así como a la llegada del Alto de La Virgen, se registró la siguiente clasificación: 1) Orlando Molano. 2) Mauricio Ordóñez. 3) Gilberto más conocido como “Patemula por la potencia que imprimía al pedaleo…..”  4) Juan David, hijo de Gilberto. 5) Víctor Molano.


A propósito del Alto de la Virgen, se presentó una anécdota muy simpática entre Pulga y Anita, pues ésta quizá por su largo retiro de las carreteras, le ha preguntado a casi nadie, si ya habíamos llegado a ese sitio y, Pulga le ha contestado: “sí, ya llegamos, pero a Zipacón”. Vamos Anita, tocará salir más a las carreteras, para volver a recordar los sitios de referencia, como el Alto de la Virgen.

El regreso por El Resbalón significó otra gran sorpresa, pues quedó una cinta asfáltica espectacular, con muy buenas especificaciones para el rodaje de los ciclistas. Vale la pena volver a programar la utilización de esta ruta.

Finalmente, el regreso fue muy tranquilo hasta La Arenera, donde la interminable recta invita a aumentar unos cuantos dígitos en el kilometraje, como ansiando llegar a Siberia para tomar un merecido refrigerio, plagado de comentarios jocosos y anécdotas de lo acabado de ocurrir.

En esta ocasión la tertulia tuvo lugar en el suelo de la Bomba de Terpel, muy cerca del estacionamiento de los carros, desarrollándose muy amenamente, hasta tal punto que en medio de la venta de productos del Almacén Pulgarín, surgió la imagen del nuevo asesor “de imagen” de CicloBR, lropa de colores eléctricos de modacomo podemos observar en esta foto


Hoy se hubieran deleitado los italianos comprándole productos a Pulga, hubo muchos compradores.

Oficialmente hoy le entregaron a nuestra querida amiga Laura Campos la camiseta y uniforme completo de “30 años”, pues como todos sabemos se ausentó un buen tiempo y no había sido posible cumplir con el compromiso de entregarle el nuevo uniforme oficial. Estuvo tan contenta que “bailó en una sola pata”, como se observa en esta foto.


Bueno reiteramos nuestro agradecimiento al querido compañero Armando Torres por su acompañamiento al grupo el día de hoy, queda cordialmente invitado para la próxima. Los tremendos bananos y el paquete alimenticio que entregó a cada integrante, con repetición y todo, fue de mucho agrado.


En la próxima jornada del domingo 29 de abril de 2018, los esperamos en el parqueadero contiguo a la Estación Esso de Chusacá, a las 7:15 a.m., pues la salida es hacia La Aguadita (Ñapa a Fusagasugá), con un recorrido de 64 y 88 kilómetros, respectivamente. Utilizaremos el uniforme AZUL LA PAZ y, como conductor elegido, tendremos al señor LUÍS EDUARDO PULGARÍN.

¡FELIZ SEMANA!

 

Ver fotos del recorrido>>

------------


Un deporte que nació para ser narrado
.


Aunque no lo hayan vivido, muchos aficionados añoran el ciclismo legendario, esas competencias en las cuales héroes reales se jugaban la vida en extenuantes etapas de hasta 450 kmts que duraban 10 o más horas contínuas con tramos nocturnos, por carreteras sin pavimento, lodo, piedras polvo, cumbres donde la nieve impedía ver el camino y congelaba los huesos,  solo terminarlas suponía ya una gran victoria. Un ciclismo  pleno de  gestas de increíbles historias y a veces de mitos; etapas donde la épica era lo natural, un ciclismo de ataque de sufrimiento en el que para ganar se necesitaba ser realmente el mejor, no se dependía  de gregarios ni de instrucciones y tampoco de un director de equipo que dijera dónde y cuándo atacar.

Los espectadores se deleitaban viendo los metros finales de las llegadas, en velódromos y estados que se colmaban de furibundos aficionados que coreaban competidores. Pero no siempre se aplaudía a los vencedores, por ejemplo Jacques Anquetil ganador de cinco Tours no era el preferido de sus compatriotas franceses, lo chiflaban cada vez que le ganaba a Raymond Poulidor, el preferido del pueblo por su extracción humilde, hijo de campesinos pobres.  Los últimos ciclistas llegaban a la meta  cuando los espectadores ya dormían plácidamente en casa.



Ver imágenes y videos de los comienzos del siglo veinte resulta verdaderamente emocionante, ciclistas con trajes de lanilla con pequeñas gorritas en su cabeza y gafas estilo natación, parecían una mezcla entre aviadores o mineros con la cara tiznada.   


Por supuesto el riesgo era total los cascos aun demorarían en aparecer, ni siquiera aquellos de  tiritas de cuero. Utilizaban bicicletas mono cambios, con piñones  a los dos lados, implicaba parar y para voltear la rueda cuando iniciaba la alta montaña y repetir la operación en la bajada y el plano.

Cada ciclista debía llevar sus corazas de repuesto cruzadas en el pecho como cananas de soldado, si pinchaba y si no tenía recambio debía coser y pegar su propio tubular.

Ni pensar que otro ciclista de su equipo le cargara las caramañolas, eran de aluminio, ni que le llevara en mochila como hoy se hace en los equipos. Paraban en cualquier tienda que encontraran en el camino para   a recoger agua y refrescos, incluso había convenios con las heladerías y tiendas, los competidores podian pedir y luego firmar un papel para que el dueño le cobrara despúes a la organización del Giro o del Tour.

Los primeros Tour de Francia y otras carreras de Europa generaron enfrentamientos regionales entre quienes apoyaban a sus ídolos, ante la dificultad para ejercer controles por parte de los organizadores los aficionados remolcaban en coches a sus paisanos e incluso obstruían las vías para impedir o retrasar el paso de los contendores. En esas épocas ya se hablaba de fármacos misteriosos y dopaje.

Alguien dijo que el ciclismo es un deporte nacido para ser narrado, no sé si será porque los periodistas descubrieron que este deporte era bueno para vender periódicos, justamente por el apoyo de los diarios importantes nacieron el Tour y el Giro entre otros. En Colombia la radio lo descubrió desde las primeras vueltas. Pero gracias  esas narraciones la radio y la TV en blanco y negro y las crónicas de prensa europeas quedaron grabados en la historia del ciclismo los primeros nombres de héroes que de otra forma hubiera sido anónimos:

Luigi Ganna, Constante Girardengo, Alfredo Vinda, Fausto Coppi, Gino Bartali, Otavio Bataglia, Fiorenzo Magni, Hugo Koblet, Luciano Magini, Jacqes Anquetil, Bobet, Bahamon, Raymond Poulidor, Federico Bahamontes, Felici Gimondi, Gianni Motta, Eddy Merckx, Vitorio Adorni, Luis Ocaña, Francesco Mosser y tantos otros que nosotros alcanzamos a conocer gracias  la magia de las transmisiones mundiales de  la TV a color.

De la primera época del nacimiento a del ciclismo y la aparición en escena de los mencionados genios de las Bielas afortunadamente existen algunas joyas en video, como la que les dejamos a continuación, vale la pena que nos sentemos a verlas con detenimiento,  las imágenes, son una verdadera clase de historia del ciclismo, la indumentaria, las bicicletas, los implementos, los ascensos, los finales, en fin muchos detalles e historias de ese ciclismo protagonizado por héroes.

Este primer video muestra un resumen de la historia 1903 a 1964, dura 56 minutos

Existe una segunda parte de la historia que va de 1965 a 1987, la única crítica al narrador es que menosprecia el papel de los colombianos como Lucho Herrera que comenzaban a brillar en Europa: "Los colombianos son como cabras monteses de un solo día, a veces solo de una hora, de un pedacito de etapa"...parido.

Omarquez

 

 

 

 

contador de visitas