¿Quiere consultar si hemos escrito en esta web sobre alguna ruta ciclística?, ¿busca una crónica en especial o un tema específico?. Escriba en la siguiente casilla del buscador y consulte en la base de datos de CicloBR.
 
www.ciclobr.com
   

Bogotá mayo 20 de 2018

Por segunda vez en este año visitamos esta población

Santa Rosita Suesca la Vereda de las casas coloridas.

Luego de un receso por la fiesta de  la madre retomamos hoy las actividades ciclísticas dominicales con la ruta Briceño – Sisga- Santa Rosita Briceño una etapa con todos los juguetes, 21 kmts de montaña, 63 de terreno llano y repechos,  un recorrido que en el papel parece no muy exigente pero que al final deja huella en las piernas, especialmente por el ritmo que se vivió.

Esta vez el punto de encuentro fue Briceño donde nos esperaba Manuel García nuestro conductor elegido quien sacrificó el disfrute de la etapa por asistir en carretera a sus compañeros de CicloBR.


Pasaditas las 8 de la mañana partió el vistoso lote de camisetas amarillas compuesto por 17 pedalistas, con rumbo inicial al Alto del Sisga ubicado a 30 kmts de Briceño.

Los primeros cinco kmts planos hasta llegar a Tocancipá fueron de calentamiento en un día gris que nos amenazaba con lluvia. En los siguientes 17  kmts hasta llegar al peaje El Roble la carretera tiene apenas un par de puntillitas, pasando Tocancipá y luego en el kmt 6, así que teníamos un largo trayecto antes de enfrentar la primera subida de apenas un kilómetro pero que de inmediato atomizó el lote que ya marchaba dividido en dos grupos.

Seguía el  descenso y algunos repechitos para llegar a la entrada de Sesquilé, antes de iniciar la subida al Alto del Sisga. La vanguardia en la subida la componía un grupo integrado por: Eduardo, Molanito, Guillermo, Pablo, Laura, Fernando, Willy Duarte y cerrando O. Márquez. Unos metros más atrás Pulga, Giaco, Mauricio Peña, Camilo, Nobile, Ana, Trejos y Pacho.


Al primer grupo se integraron algunos pedalistas de Genfar. Fernando y Eduardo comienzan a apretar el paso en la medida en que aparecía el primer tramo duro de la subida, así despegaron  a los Genfar y a Laura. Luego Willy Duarte se vio obligado a ceder ante el ritmo que iba in crescendo. Un apretón más y Pablito perdió la rueda. Al comenzar los últimos cinco kmts del ascenso Eduardo ya nos había sacado una luz, lo seguían Fernando y Guillermo y más atrás el dúo de los Orlandos, Molano y Márquez se disputaban cabeza a cabeza los repechos. Fernando partió en busca de Eduardo y logró sobrepasarlo antes de la raya final de la cumbre del Sisga. Molanito traía reservas y partió por la tercera plaza pero en ese momento pasó Camilo quien se había quedado para ayudar a Nobile.

Me mantuve a la rueda de  Guillermo sabía que si lo trataba de pasar me arrancaría y no tenía con qué responderle, faltaban  500 metros, me vio y de inmediato bajó un par de piñones, pero como le planteé que declaráramos un empate me perdonó la vida, así que llegamos juntos.


A pocos metros coronaron Giaco (comenzó ayudando en el inicio de la subida) y Pulga, luego Pablo, Willy, Laura, Mauricio Peña, Ana, Nobile, W. Trejos y Pacho.

Cumplido el primer objetivo del día regresamos para buscar la vía de entrada a Santa Rosita el segundo destino, Ana y W. Trejos deciden seguir derecho para Briceño y posponer para otra ocasión la visita a Santa Rosita. Al pasar el puente que conduce a Sesquilé en el sitio llamado la Playa nos desviamos a la derecha por el camino a Suesca.

En el kilómetro cuatro de una vía en muy buenas condiciones la carretera se divide de manera muy curiosa en dos, un ramal se dirige  a Suesca y el  otro es justo el que nos va a llevar a la Vereda Santa Rosita, allí se acaba el terreno plano que veníamos disfrutando y aparece el inicio de un ascenso de 3,5 kmts no muy exigente; en la cúspide de este largo repecho Nobile y Pacho acuerdan regresar a Briceño.


Me sorprende la cantidad de ciclistas en la vía especialmente con bicis todo terreno. Luego del alto descendemos 5 kmts hasta llegar  a la vereda San Rosita, ya son muchos menos los ciclistas que se ven, la mayoría va hasta el alto. En el camino me he detenido varias veces intrigado por el colorido que lucen las fachadas de la mayoría de casitas, no resistí la tentación de hacer algunas tomas, son de una arquitectura sencilla, algunas con tejas de barro o zinc, pero a leguas se nota la mano de algún artista que supo combinar muy bien los colores de  las fachadas con tonos de contraste para puertas balcones y ventanas. No es común ver en los pueblitos de cundinamarca casitas con el colorido de de Ráquira.  


Al completar el descenso vemos a Laura a Mauricio y William y a Guillermo que ya están descansando en el pórtico de una casona estilo colonial, en donde precisamente resaltan el tono curuba de las paredes con el azul aguamarina de las puertas ventana y balcones, allí funciona una pequeña tienda. La carretera que va a Chocontá continúa pero no tiene pavimento.

Curiosamente ese punto aparece en Google maps como Paradero de buses de Santa Rosita, allí la fachada aparece con su anterior color.


Aunque ya mis compañeros habían venido a este punto, los que no conocíamos el trayecto quedamos gratamente impresionados, con la vía bien pavimentada, con ausencia casi total de  carros, paisajes bellísimos y mucho oxígeno. Valió la pena.

Mauricio Peña decide acortar el tiempo de descanso y parte primero pensando que lo que sigue es loma y que una ventajita no cae mal. La supo administrar pues no lo vimos en el camino. Tampoco a Laura a Pablo, Willy y Molanito quienes subieron a ritmo fuerte los cinco kmts  hasta el alto. La pendiente fluctúa entre 5 y 7% pero las curvas son muy bien trazadas, la cuesta se deja subir en un cambio intermedio sin problemas, en pocos minutos ya estamos en el punto más alto para iniciar el descenso de 7 kmts hasta encontrar la bomba Brío a orillas de la vía principal qiue va hacia Briceño.



Solo quedamos en este grupo, Guillermo, Pulga, Giaco, Fernando, y O. Márquez. Pasamos el repecho antes de  llegar al Peaje. Sabíamos que adelante iban Laura, Pablo, Willy y Molanito así que se armó la persecución, por momentos la velocidad llegaba a 49 y 50 km/hora pero pese al esfuerzo no pudimos alcanzarlos. Me vi a gatas para evitar que me dejaran en el camino. Luego nos enteramos que adelante iban solo Laura y Willy  (mis respetos chicos) pues Pablito y Molanito tomaron la vía antigua y llegaron después de nosotros. Nobile y Pacho al igual que Ana y W. Trejos ya habían llegado a Briceño, habían tomado una buena decisión.

De esta forma completamos 84 kilómetros que como mencioné dejan huella en las piernas pero también el recuerdo de una bonita etapa con el complemento de Santa Rosita que en buena hora un día nos sugirió Rei.

Agradecemos a Manuel por su acompañamiento y por las bolsitas de refrigerios que nos entregó.

El Chinazo Eduardo  ya está pensando en que hagamos “pruebitas de chequeo” a partir del mes de julio con miras a una Clásica por equipos para Final de año. Nos parece bien,  Chinazo en esta etapa hay buen material para alguna de las “pruebitas” contrarreloj individuales, por parejas o ternas.

En CicloBR Facebook publicamos las excelentes imágenes que captó Manuel en esta salida.

Feliz semana.

FIN.

Recuerden que el próximo domingo 27 de mayo la cita es en la Terpel de Siberia para quienes van a votar temprano o han decidido no hacerlo.

______

PD1. La racha de pedalistas “caídos” siguió con la de Alberto Otálora por los lados de Girardot. Armandito sigue en recuperación, para ellos nuestros mejores deseos para un pronto regreso al grupo. Afortunadamente  Willy, Jorge y Rafa parece ya salieron del problema.    

PD2. Seguimos con la fe puesta en el regreso de los compañeros que este año no se han dejado ver en carretera: Bolañitos, Ilde, M. Panesso y Rafa y de quienes han hecho unas pocas apariciones: Jacinto, Geoffre, Ricardo y Hermes. Igualmente esperamos que finalice el receso que se impusieron Carlitos y Javi.

¿Lograremos que en julio el grupo esté rodando completo para que Chinazo pueda proponer las pruebas selectivas y armar los equipos?. Amanecerá y veremos.

 

 
 


 

 

 

 

contador de visitas