Crónica salida septiembre 25 de 2016- Salida Número 32 de 2016

El Alto del Águila es realmente el Alto del Zipa?

Qué bueno, vamos progresando, el dia de una salida ya casi nadie envía mensajes por el chat  referentes al mal clima en su barrio , que por lo general nunca es el mismo del sitio deencuentro. Digo casi porque el único que escribió hoy fue Ildefonso:

Tenía toda la intención de salir hoy pero amaneció empantanado. Media vuelta y arrunchis..”

Lástima Ilde, vea Ud. las únicas gotas de agua que vimos hoy fueron las del sudor que corría por la frente de los 22 pedalistas que salieron hoy dispuestos a atacar la cumbre en el Alto del Águila y las que se escapaban de nuestras caramañolas cuando nos hidratábamos en la subida. Le confieso eso sí que el día no pintaba como mucho, anoche llovió bastante, pero justamente por eso teníamos la convicción de que hoy tendríamos un clima excelente para poder llevar a cabo al esperada tarea ciclística dominical. Hoy era la oportunidad de volver a ver en acción a los tres “compadres”, William Bolaños, Carlos Galindo y sumercé Ildefonso, otra vez será, pues arrunche en cucharita mata etapa de ciclismo. Pero no se preocupe que ya mismo lo ponemos al dia sobre lo ocurrido.

Cuando llegamos a Centro Chía me dio temor ir al baño,  pensaba  que el producto a evacuar serían cubitos de agüita amarilla. Perdónenme la metáfora pero es que el frío era  tenaz.

Muy temprano me dijeron que Carlos Galindo, el conductor elegido de la fecha había enviado un mensaje informando que no llegaría, nos había salido “calceto”, se decía de todo del pobre: que era el colmo, que cómo no avisó que no podía llegar, que de pronto era una de sus bromas y que se nos aparecería en el Alto del Zipa, en fin, me imagino que tenía rojitas las orejas. Pero todo eran habladurías de sus contradictores, cuando salimos de  Centro Chía lo fotografiaron, venía  ataviado con una elegante chaqueta negra de marca cargando un portabicicletas, frente a la que parecía ser su nuevo auto, una camioneta plateada nuevecita en cuyo baúl abierto se veían deliciosos bananos, bocadillos y ponquecitos, en unas bolsas, ubicadas en el baúl abierto.

Yo sabía que llegaría, ese muchacho siempre se ha caracterizado por su seriedad y cumplimiento y hoy no nos iba a dejar sin acompañamiento. Gracias Carlitos y felicitaciones por la nueva pinta y por el auto.

Nos acompañó también otro Carlos, un compañero de CicloBR de viejas lides, se trataba de Carlos Reina, hoy quiso unirse al grupo para la visita al nido del Águila. Ojalá se repitan las salidas con sus antiguos colegas amigo Charles.

El astro rey parecía que quería acompañarnos también, pero sus amigas Nubes se empeñaban en esconderlo, las que vestían traje gris oscuro infundían temor, así que raudos tomamos el camino hacia Zipaquirá, casi todos iban enfundados en sus impermeables por si las moscas. Pronto tuvimos a la vista la “Ciudad de la Sal”, atravesamos sus calles siguiendo la ruta que nos llevaría a la salida hacia Pacho.

La larga fila de pedalistas rojinegros se abrió camino por las estrechas vías hasta dejar atrás la ciudad, el último  giro a la derecha nos dejó justo sobre la vía pavimentada, donde usualmente iniciamos el conteo del kilometraje; en mi cuenta kilómetros llevaba un acumulado de 21 kmts así que  tenía que programarme para 5,5 kmts de subida hasta coronar la primera parte del recorrido, el Alto del Zipa.  

Al superar la tercera curva,  ya  teníamos una primera vista panorámica de  Zipaquirá lo que dice de la fuerte pendiente al inicio. Aproximadamente a los dos kilómetros a la izquierda vemos la salida de una variante que viene de Zipa, la que denominamos “La cuesta Pirateque”, en honor a nuestro apreciado colega Javier Pirateque;  se trata de una cuesta más dura que el Tablazo, viene desde la calle 4ª y sale un par de kilómetros adelante, son como 150 metros, pero se trata de una verdadera pared, con rampas brutales y el amigo Javi se la trepó todita en su bici sin poner pie en tierra.

Un saludo especial para Javi,  seguro nos lee desde Londres. Recordemos como se narró en esta web el 26 de julio de 2015 la odisea de este valiente hombre araña boyacense.

Hablando de boyacenses, Javier se distrajo y pasando Zipaquirá perdió el rumbo del grupo. Como preguntando se llega a Roma acudió a un Zipaquireño, quien le indicó el camino, le dijo: "Si ve esa lomita allá, pues "poray" es el camino al Alto del Zipa, eso sí es empinadita mijo". Javi, uno de los más duros escaladores del grupo vio esa tremenda subida, ajustó su piñonería se paró en pedales y empezó a subir en Zig Zag, realmente era muy dura, pero iba pensando, si la subieron, Nobile, Gabriel, O. Márquez es que en algún lado se aplana. Cuando sus piernas estaban a punto de desobedecerle finalmente avistó el empalme con la vía principal; por ese atajo había salido un par de kmts adelante pero a qué costo; allí paró, y luego de un merecido descanso tomó la vía al Alto del Zipa, cuyas curvas le parecieron demasiado suaves comparadas con lo que acababa de finalizar, pronto avistó a Nobile a Jorge y a Pulga quienes cerraban el lote.

Cuando el lugareño le indicó a Javi el camino, seguramente el no percibió la sonrisita pícara, del gracioso que lo envió a sufrir. Justo ayer yo les había enviado por Whatsapp la descripción que hacen de esa variante para llegar a la vía que lleva al alto del Zipa los amigos de Altimetrías de Colombia, allí señalaban: "Este alto tiene una variante durísima, con un kilómetro inicial brutal al 13.5% de pendiente media a la salida de Zipaquirá por la Calle 4, y rampas con picos de hasta el 20%.". Imagínense, mientras nosotros avanzábamos por curvas con pendientes duras del 6.5% y 7% el pobre Javi se reventaba subiendo esa pared. Si me toca a mí me habría devuelto a Bogotá de una”.

Curiosamente al pasar esa curva, el sol apareció, iluminó la vía  y comenzamos a sentir calorcito, ya era hora, aunque no lo necesitaríamos mucho, pues empezaban 2,5 kilómetros de curvas en forma de “S” y de “U”, donde la pendiente no da respiro y nos obliga a emplear  nuestros mejores piñones de cuesta para superar el tramo. Cuando avisté a la izquierda un pequeño santuario azul de la virgen, adornada con consabidas farolas de autos recordé que queda solo una la última curva, durita pero al final la carretera se compadece y se aplana, es la cima del Alto del Zipa, ya teníamos la mitad de la tarea cumplida.

Adelante marchaban once pedalistas, Camilo, Diego, Eduardo y William Duarte, Alberto Rivera, Geoffre, Ricardo, Reinaldo, Molanito, Alberto Otálora y Carlos Reina. En un grupo intermedio, separados por algunos metros, íbamos Pablito, O.Márquez, Pulga y Marcolino.

Pablito me llevaba casi 100 metros no pude llegarle, cero y van tres en línea. Para completar, antes de coronar en el Zipa Pulga a quien pensé me lo había quitado de encima, me venció en franca lid en el remate. Así que otra pata que le nace al cojo.

A. Otálora paró a esperar a su amigo Milton, mientras Pablito y Pulga se devolvieron para acompañar a los que aún venían subiendo: Marco ya estaba cerca al alto, Ana había parado justo en la curva de la virgen, tenía serias intenciones de devolverse, pero la convencieron de que terminara, la seguían Isabel y Nobile, las tres chicas ya le llevaban ventaja a Manuel Panesso y a Pacho.

Las chicas y Panesso bajaron un par de kmts y regresaron para alcanzar a Pacho, quien ya iba en camino a Zipaquirá. Unieron fuerzas para  el regreso a Centro Chía.

Pulga y Pablito continuaron el camino hacia el segundo Alto. Yo pasé de una y me fui a ver si podía alcanzar a alguno de los diez punteros, el único que cayó fue Ricardo y eso porque andaba convaleciente de una gripa.

En lote cabeza de carrera ahora compuesto por nueve corredores Camilo superaba sin problemas a sus adversarios, mientras que el Chinazo le daba la lucha al joven Diego, que solo lo pasó en los últimos metros, A, Rivera Molanito, y W. Duarte luchaban por el quinto puesto, pero Carlos Reina quien había parado en EL Zipa les ganó, Geoffre y Rei cerraron el lotecito, así que me dejaron el cupito en el Top Ten.

Luego coronaron Ricardo, Marcolino y unos minutos después Alberto Otálora y la pareja de buenos Samaritanos Pulga y Pablito.

De esta manera cumplimos la segunda tarea del día, un tramo más largo, pero a mi juicio menos exigente que el primero.

En la tienda donde siempre paramos, alguien comentó que a donde habíamos llegado no era el Alto del Águila, sino el Alto del Zipa, le preguntamos a la tendera y nos dijo que ese punto se llamaba la empalizada y que el Zipa era más abajo. Un aviso en la vía señala que es el camino a la Torre de los Indios. No joda, ahora resulta que luego de varias subidas a esa montaña venimos a saber que estábamos como Cristóbal Colón, cuando descubrió América andaba convencido de haber llegado a  las Indias.

Pues mire que yo le creo a nuestros buenos amigos de Altimetrías de Colombia ver>>, a quienes consultamos con frecuencia, ellos denominan el primer puerto montañoso Ell Zipa y al segundo El Águila, así que seguiremos utilizando esos nombres y en ese orden hasta que nos demuestren lo contrario, al fin de cuentas lo importante es que hoy el Puerto del Águila fue hollado por 15 de nuestros pedalistas y el Zipa por 21.

Mientras discutíamos sobre el nombre del alto y nos hidratábamos, alguien arriba en las nubes prendió el aire frio y nos tocó emprender la huida hacia abajo en búsqueda del calorcito que solo encontramos al llegar al Alto del Zipa, y luego en Zipaquirá. Ricardo decidió acompañar el conductor elegido, William Bolaños… perdón Carlos Galindo.

En el camino de retorno solo hubo tregua hasta la salida de Zipaquirá, luego el amigo Pulga y Camilo  blandieron su piñonería de terreno plano y armaron la debacle, en las bajadas A. Rivera desbocaba su caballito de carbono por encima de los 50 kmts/hora y colaboraba en la demolición del grupo. De nada valieron las súplicas de Eduardo que gritaba: “Pulga mérmele que abrió roto”.

Al grupo de esos veloces rodadores que gozaban viendo como su Cateye no bajaba de 45, solo sobrevivieron Diego, Carlos Reina y el Chinazo gracias al “performance” de su Canyon. A pocos kmts de Centro Chía los danmificados por el incendio provocado por los Pulgarines ya habíamos logrado agruparnos, todos trabajaron duro, no obstante que le pegamos bastante duro a la bielas, fue tarea imposible cazar a los cinco “pirómanos” que nos quemaron facilito; al final Rei ganó el embalaje en Centro Chía, aprovechando que Marco, el experto ya estaba sin gasolina.

En Centro Chía esperaban Ana, Nobile, Isabel, Pacho y Manuel quienes habían tenido tiempo suficiente para comentar las incidencias de su trabajo ciclístico en el día de hoy.

Otro día que el invierno nos perdonó y al que le sacamos el máximo provecho,  fueron 73 kilómetros más para la bitácora de vuelo, entre ellos 17 de montaña de la buena, terminamos con la satisfacción del deber cumplido  y un montón de vivencias para la gaveta de los buenos recuerdos.

Aclaración

No sabemos cómo apareció en nuestra cámara la foto de Carlos Galindo como conductor elegido, la cual nos indujo a un error. Estamos investigando si el Sr. Galindo además de buen humor tiene dotes de hacker, pues alguien logró colar un fotomontaje. El caso es que hoy no asistió, el verdadero conductor elegido fue el amigo William Bolaños por delegación de su compadre Carlos quien en una acción responsable que se le abona, nos colaboró al enviar un reemplazo para que le hiciera el turno. Así que a quien realmente debemos agradecer es a Bolañitos, por sacrificar su salida para reemplazar a Carlos y acompañarnos en el recorrido de hoy . Esta es la foto real.

Como ven, Carlos Galindo no ha comprado camioneta y tampoco le gustan las chaquetas negras de marca.

Acá pueden apreciar las fotos que tomó nuestro conductor elegido de la fecha.

Por favor descansen y gócense esta semana.


Vuelve la Clásica de la Amistad


Dado que el año pasado tuvimos inconvenientes con la asistencia de nuestros ciclistas   a las etapas programadas de la Clásica de la Amistad, (uno de los tres equipos prácticamente se desintegró por inasistencia de sus integrantes), en el Comité habíamos convenido no programarla este año.

El Chinazo propuso que se programara una competencia mensual, yo sugerí que lo designáramos como organizador de estos eventos. En consecuencia, Nobile decidió aceptar el reto y reunió a su familia, para convencerlos de que más bien se volviera a revivir la Clásica de la Amistad. Anoche los González - Pulgarín (GP) se trasnocharon, diseñando una propuesta para salvar la Clásica de la Amistad.

Sabemos que el Chinazo no es muy amigo de estas Clásicas, él es más de competencias individuales, pero donde manda hermanita no manda marinero.

Se les abona la trasnochada en pro de la Nobile, perdón Noble misión de Salvar la Clásica y ante todo convencer al Chinazo, para que apoye estas "recochas divertidas" como el las llama.

Anoche casi a las 11 de la noche, luego de una trabajo de varias horas, finalmente hubo humo blanco, se pusieron de acuerdo  y Nobile me envió la foto del Manuscrito, con este mensaje:

Mírela y si tiene alguna pregunta hablamos mañana. Nos reunimos con el Chinazo y creo que es Clara”.

Traducido al castellano puro, creo que eso significa algo así como: “Publíquese y cúmplase”:

Hoy Nobile me entregó los Manuscritos aclarando que eso ya estaba listo y que solo era publicarlo y ya!!..

La verdad no me quedó tan claro, pero como hoy no tuvimos tiempo para las preguntas, pues no hubo tertulia, decidí publicar directamente los originales de los manuscritos que surgieron de la prolongada reunión de los González – Pulgarín (GP),
pues como dice Jacinto "a yo lo que menseñaron fue a hacer caso

Opté por publicar los manuscritos originales, para evitar algún error de transcripción y/o de interpretación, con lo cual me arriesgaría a exponerme con los González– Pulgarín.

Estos son los manuscritos con el diseño de la prueba, que surgieron del cónclave familiar, de puño y letra de sus autores, para que Uds. los analicen, o mejor dicho lo cumplan, pues para eso se dijo que El Chinazo y sus asesores podían diseñar las competencias, ahora toca colaborarles.

Hoy recibí este nuevo mensaje de Nobile:

De acuerdo con lo que le dijo El Chinazo, que si por favor tiene en cuenta la modificación de estos tiempos para la salida de las categorías así:Sale Categoría E, A los 3 minutos la D, , A los 5 minutos la C, a los 7 minutos la B y A  los 12 minutos la A”.

Bueno ahí tienen para que se diviertan analizando la propuesta, como dijo Nobile, eso ya esta listo, así que de ronto también sobra el Plebiscito. No obstante, si alguien tiene alguna inquietud pueden formularla al grupo organizador GP por el Chat de CicloBR

Seguro que como siempre la conformación de los equipos generará inconformidades,  pero debemos tener en cuenta que se trata de divertirnos, finalmente por más cambios que se hagan alguien quedará inconforme, pero tranquilos que como siempre todos ganan premios. Lo más importante es que estemos seguros de que se logre comprometer a los integrantes de las diferentes escuadras para que asistan, pues el grupo GP conformó 7 de 5 pedalistas cada una y la inasistencia de dos o más ciclistas puede hacer que alguna se desintegre.

Así que lo primero es revisar la hoja 3 que indica la distribución que hicieron los GP, para comprometer a los pedalistas con el fin de evitar que se desintegren equipos por inasistencia.

En cuanto al método de cada etapa, confiamos en la experiencia  ciclística del Chinazo y de sus asesores, así que es solo cuestión de que nos aclaren las dudas que surjan, en el entendido de que depositamos toda la confianza en la organización que le imprimirán los GP para que se pueda lograr una buena resurrección de la Clásica.

Solo una sugerencia, que pongo a consideración de lo GP, las etapas como otros años deben ir hasta noviembre y la última sería fuera de Bogotá como ha sido tradición. Es importante que analicemos los recorridos, por ejemplo competir por equipos en el trayecto Puente Piedra Canicas puede ser algo riesgoso por lo estrecho de la subida  a la virgen, la entrada a Subachoque y la bajada antes de subir a canicas.  Pero eso es carpintería sería analizar más opciones.

De todas maneras agradecemos y felicitamos a los GP, por la iniciativa y les manifestamos que seguramente tendrán toda la colaboración para que la Clásica de la Amistad salga como ellos lo planearon.

El Chat queda abierto para que hagan a los GP todas las sugerencias serias que consideren pertinentes, evitando las bromas, para que se logre el objetivo.   

 

 

 

 

 
Contador de visitas y estadísticas

¿Quiere consultar si hemos escrito en esta web sobre alguna ruta ciclística?, ¿busca una crónica en especial o un tema específico?. Escriba en la siguiente casilla del buscador y consulte en la base de datos de CicloBR

Google
http://www.ciclobr.com
 

 

   
 

 

SI SE DECIDE AÚN TIENE TIEPO DE INSCRIBIRSE