Programación febrero/2017
 

 

Un truco de magia
La densa niebla hoy desapareció al Grupo.

Bogotá, febrero 19 2017

Les confieso que estoy algo confundido, no sé qué pasó en la salida de hoy, por lo tanto debo pasar por la pena de decirles que no tengo nada que contarles, por tanto no hay relato, así que solo me queda ofrecerles disculpas.

Siempre llevo mi cuaderno rayado norma, mi lápiz mirado #2 y el borrador de nata, durante el camino voy tomando notas para luego al llegar a casa leerlas y con ellas elaborar la crónica dominical, cuyo propósito es informar a quienes no asistieron a la etapa, a los amigos que nos siguen por Internet y Facebook y al resto de mis compañeros que a pesar de haber asistido madrugan a leerla a ver si no rajo mucho de ellos. Pero hoy desafortunadamente mi cuaderno llegó en blanco, no pude tomar ningún apunte, no me explico qué pasó.

Estoy seguro que hoy conté 19 ciclistas a la salida en la Bomba de Terpel, menos mal les tomé la foto, si no pensarán que estoy loco. Salimos pasadas las 8:15 a.m., a unos pocos metros delante del puente de Siberia se me desaparecieron muchos de mis colegas ciclistas, pasó algo así como en esos trucos del ilusionista David Copperfield, ¿recuerdan que desapareció la estatua de la Libertad y la Torre Eiffel?.

Antes de que cierren esta página, déjenme darles algunas explicaciones para justificar la falta de la crónica, espero convencerlos:

Hoy amanecimos con una neblina tenaz, cuando partimos aún persistía. La visibilidad no era mayor a 50 metros, recuerdo que Nobile, Trejos, Marcolino y Alvarito, entre otros, comandaban la avanzada, pero vi cómo se los fue devorando la densa niebla. Alcancé a hablar con Laura, Alberto O. y con Rei, pero luego ni más, no los volví a ver.

Así que como no tengo datos y no quiero inventar, mejor que este día 19 de febrero descansemos de la crónica.

Pero déjenme contarles que antes del peaje la neblina había cedido pero ya no vi a ninguno de los colegas que iban adelante. Empecé a subir al Vino con la esperanza de encontrarme a los demás compañeros en el camino. Me sobrepasaron Molanito, Mauro y Alberto Rivera. A poco menos de 1 kmt paró Mauro, su bici tenía un problema en los cambios, esa fue la última vez que lo vi. A los únicos que pasé fue a Marcolino y a Alvarito. Subí a la rueda de Riverita y vi cómo se enfrascó en la lucha con Molanito y con Alberto Otálora, quien lo venció a escasos metros de la meta, incluso escuché que le cobró en la llegada: ¿qué pasó con el entrenamiento Albertico?. Es que a Ud. le va bien con su estática, le respondió.

Yo pasé derecho y comencé a bajar, pues sé que en esa tarea soy negado. Alberto R. me pasó iba "soplado". Al llegar a la Quebrada del Vino, a 6 kmts, esperaba encontrarme con el grupo, para saber hasta dónde íbamos a bajar, pero "nanay cucas", allí no había nadie. Entonces seguí bajando hacia el Chuscal, en el camino me pasaron Laura, los Molanos y Marcolino. Finalmente llegué al Chuscal, ya llevaba bajando 12 kmts, ahora si me encontraría con el grupo, pero Mamola!!, allí tampoco había nadie, solo vi a Rei que comenzaba a subir, no recuerdo cuándo me pasó en la subida al Vino. Definitivamente el ilusionista ese Copperfield desapareció al Grupo, no hay de otra.

Si no hay crónica hoy es culpa de ese man. Me acordé que Riverita dijo que iba hasta la Hamacas, unos 4 kmts abajo del Chuscal al restaurantico francés a dónde nos llevó un día, allí venden un delicioso tinto y capuchino a precio de Europa. Pensé que por lo menos Víctor, Orlando, Laura, Alberto, y Marco estarían esperándome, ellos me había pasado bajando, seguro debían estar degustando las delicias francesas. Pero cual sería mi sorpresa, no estaban!!, entonces pensé en devolverme, qué vaina toda la gente bajó hasta San Francisco y yo ni me enteré en qué momento cuadraron. Pero y dónde estaban Nobile, Alvarito, Pulga, Trejos, Rafael y sus invitados y Hermes?. No joda, ¿a qué hora llegó a Colombia ese ilusionista?.

¿Bajo más o me devuelvo?, he ahí el dilema!!. Como yo ando sin repuesto, decidí continuar bajando, estaba seguro que me encontraría al grupo completo un poco más abajo, mis respetos los 19 amanecieron con ganas de hacer buena loma. Me acordé que había propuesto un reto para cada mes y claro, sin duda lo aceptaron.

Mi cuaderno de notas seguía en blanco, bajando decidí que por lo menos podría contar en una pequeña crónica los detalles del tramo de subida. Bajé otros kmts hasta que al fin vi a alguien con la camiseta Rojo Verde más adelante frente a lo que parecía un restaurante. Entonces me volvió el alma al cuerpo, allí si seguro estarían todos mis amigos del Grupo. Era Laura y estaba parada al lado de un negocio de Tinas y Jacuzzis, me dijo que como no sabía dónde es el Chuscal, se pasó. Le pregunté dónde estaban todos y me respondió "ni idea!!", entonces decidió llamar a Camilo, le dijo que estaban en el restaurante la Vara. Calculé que estábamos a dos kmts, entonces acordamos seguir bajando, teníamos que encontrarlos, imposible que hubieran secuestrado a tantos pedalistas.

Juemadre ya habíamos descendido 18 kmts, pero qué carajo, solo faltaban tres más, lo bueno era que íbamos a subir con Pulga, Marcolino, Nobile y Alvarito, así que nada de pánico. Finalmente avisté el restaurante la Vara, Laura ya estaba adentro, vi bastantes bicicletas afuera y Eureka!!, allí SI estaban los CicloBeres!!. Mi cuenta kmts marcaba 21 kmts, me atortolaba un poco al pensar que tenía que subirlos, pero qué carachas, una buena aguapanelita con queso y la compañía de mis 19 amigos me daría energías. Cuadré mi bici y me dispuse a ingresar para saludar a mis colegas. Casi me voy de "báculo", allí estaban solo Camilo, su amigo Felipe, un pelao duro para la bici, A. Rivera, Fabio y el Chinazo; Laura ya degustaba caldito en una frescura que me impresionó. Nunca supe de dónde salieron el Chinazo y Fabio, podría jurar que no me pasaron en la subida al Vino. Ni rastro de mis compañeros de categoría, tampoco de Nobile, Alvarito y ¿ahora quién podrá ayudarme?. Muchas de las bicis eran de otro grupo.

Pero a lo hecho pecho, a tomar Aguadepanelita, luego veríamos qué hacer. Los oí hablar de bajar a la Vega, eso..eso…eso les dije buena idea bajen y así nos dan una ventajita a Laura y a mí. El Chinazo estaba reacio, pero lo convencieron. Riverita rehusó la invitación y decidió subir con Laura. Pasé al carril de subida y cuando me disponía a comenzar a subir Alberto gritó que esperara, algo le pasaba. Me devolví al restaurante, estaba pinchado, mala cosa, pero decidimos esperarlo; sacó todos los juguetes de despinche y comenzó a desmontar la coraza, se veía que el apreciado jurisconsulto sabía del tema. Cuando parecía tener lista la rueda lo vi que la recostó contra un árbol mientras la empujaba, luego nos dijo Hay juep..ta reventé el gusanillo. Algo me decía que ni yo soy capaz de proponer un cambio al Código Penal y que tampoco el… en fin afortunadamente Laura tenía una manguera de repuesto, Alberto dijo, la mía tiene miple de 60 esa no sirve, sin embargo lo intentó y no sirvió.

Ya habían pasado muchos minutos, la ventaja que nos dieron los de la A se estaba diluyendo, Laura llamó a Cami, ya venían subiendo de la Vega, prometieron que en minutos llegarían para ayudarle a Riverita. Entonces nos tocó dejarlo allí esperando y comenzar a subir, finalmente él nos alcanzaría rapidito, es un buen escalador. Calculé que antes del sitio llamado Las Hamacas, a unos 4 kmts del Chuscal el grupito de la A nos daría cacería, la duda era si nos esperarían, seguro se aburren a nuestro paso. A los tres kmts paró una buseta y de allí se bajó Alberto, contó que no lo pudieron desvarar, tampoco tenían manguera con ese miple; como había olvidado su billetera nos pidió $10 mil prestados para pagar el pasaje, yo le di un billetico de $20, era lo único que había traído. Esto indicaba que el Chinazo y su séquito venían pisándonos los talones.

Pero oh surprise!!, llegamos al Chuscal, 9 kmts y NO nos cazaron, se me hizo bastante raro, tal vez subieron despacio para darnos más ventaja. A mitad del camino a la Quebrada del Vino Laura también se extrañó. Se me ocurrió pensar que como todos van para la Gran Fondo el próximo fin de semana, les dio por hacer repeticiones, íbamos subiendo a 7 máximo 8 kmts por hora, no de otra forma se explicaría que no nos alcanzaran. Laura dijo, "no subestimes nuestra fortaleza", vienen dándole duro y no han podido alcanzarnos. Tan chistosa ¿cierto?.

Así llegamos a la Quebrada del Vino, llevábamos 15 kmts de ascenso y nada del Chinazo, Cami Fabio y Felipe. Seguro habían pinchado y ya no tenían repuesto. Seguimos subiendo hacia el Vino, Laura ya hacía culebritas, me dijo que iba algo "remamé", pero con su cadencia infinita yo la veía que avanzaba bien, yo iba con lo justo pero me servía ese paso.

Finalmente llegamos al Vino, qué bien nos caería un tintico un pandebono y una cocacolita fría, me acordé que el billetico de 20 se había ido con Rivera, cuando estaba a punto de pedirle a Laura que me invitara, ella se me adelantó: "Oye me podrías invitar a tinto, se me quedó la plata en el carro". PLOP!!, o mejor dicho "pailander", teníamos solo un billetico de $1.000, con mucha pena nos tocó decirles que nos vendieran dos tinticos bajitos de $500 pesos, la niña miró en mi camiseta el escudo del Banco de la República y respondió que no, el tinto pequeño vale $600. Pensé que nos tocaría pasar por la pena de pedirle plata a algún ciclista, o cantar para que nos tiraran una moneda. Afortunadamente Laura la convenció y nos hizo la rebajita.

Los minutos pasaban, Laura hacía sus estiramientos, yo saboreaba muy lentamente mi tintico para que me durara, mientras pasaba saliba viendo cómo sacaban bandejas de pandebonos recien horneados. Nada de nuestros amigos. Revisamos el Whatsapp, Mauro decía que bajó hasta la primera entrada a San Francisco y se regresó. Cami avisaba : "Mi Tío viene sin gasolina" A la hora en que Mauro anunciaba que ya estaba en casita, nosotros apenas llegábamos al Vino esperábamos impacientes al Chinazo y a sus escoltas.

Camilo chateó: a las 12:59 pm: "Estamos en la quebrada del Vino, mi Tío puso el piloto automático". Ya llevábamos más de 20 minutos, pensé que de la Quebrada subían al Vino como motos. Llegó Felipe el amigo de Camilo, nos contó que al pobre Chinazo le dio la pálida, él se aburrió, le dio con todo y los dejó atrás. Pasada la una y treinta finalmente aparecieron. Por supuesto corrimos a entrevistarlos

Chinazo: Me dio la chirosa, la espantosa

Fabio: Es que este mancito salió muy rápido de la Vega y se fundió

Cami: Mi tío se fundió desde San Francisco, paramos dos veces, Nos tocó traerlo remolcado con Fabi.

Descendimos y en el plano le pusimos paso al Chinazo, ya había revivido, andaba como una moto. Nos rindió y llegamos rapidito a la Terpel donde nos esperaban Nobile y Pulga, ya eran las 2 y 30 pm.

 

Felipe el amigo de Camilo se fue hacia su carro, lo había dejado casi en la parte posterior porque ya no había cupos adelante, lo vimos que regresó gritando "me robaron, me robaron", en efecto le rompieron un vidrio de su camioneta y le sacaron la maleta de ciclismo, lo malo es que allí estaban sus zapatos la ropita y la billetera con los papeles y tarjetas.

Como ven aparte de ilusionistas que desaparecen grupos de ciclismo hoy tuvimos ladrones que desparecen maletines. Qué pena Felipe, nunca pensamos que eso pasaría en la Terpel. ¿Qué pensaría ese muchacho?

En una cortísima tertulia Pulga me contó lo que había pasado con el grupo desaparecido. A Rafa lo vieron ayudando a sus invitados en la subida al Vino, parece que pincharon. Nobile, Alvarito y Trejos bajaron a la Quebrada del Vino y se regresaron, Llegaron a las 11 y 30 a.m. a Siberia, Los Molano, Hermes, A. Otálora, Rei, Marcolino y Pulga fueron hasta el Chuscal. Mauro hasta la primera entrada de San Francisco. Alberto Rivera me había dejado los 20 mil pesitos con Nobile, así que por fin pude degustar una fría con chocoramo.

Ahora sí, con estas explicaciones espero que me entiendan porqué hoy no hice crónica, la verdad como el grupo se me desapareció no tenía nada que contarles. Nuevamente les ofrezco disculpas.

Nos vemos en la próxima.

Una feliz semana.


 

 
Contador de visitas y estadísticas

¿Quiere consultar si hemos escrito en esta web sobre alguna ruta ciclística?, ¿busca una crónica en especial o un tema específico?. Escriba en la siguiente casilla del buscador y consulte en la base de datos de CicloBR

Google
http://www.ciclobr.com
 

 

   
 

 

SI SE DECIDE AÚN TIENE TIEPO DE INSCRIBIRSE