INICIO
 
I
I
I
I
I
 

 

 
¿Quiere consultar si hemos escrito en esta web sobre alguna ruta cicística?, ¿busca una crónica en especial o un tema específico?. Escriba en la siguiente casilla del buscador y consulte en la base de datos de CicloBR.
 
www.ciclobr.com
   

"Ahora, me arrepiento de todos los domingos que me quedé en mi casa. Lo único que les puedo decir es que, por favor, sigan disfrutando de nuestro deporte por muchos años más, lleven a sus hijos, a sus amigos, no dejen morir CicloBR nunca".
Giaco.

 

Bogotá, enero 13 de 2019


ASÍ FUE LA PRIMERA SALIDA DOMINICAL DEL 2019.

 

Sabemos que apenas comienza el año, no pensé que iniciaríamos tan pronto, ni de esta manera, pero qué le vamos a hacer había ganas de bici y teníamos que calmarlas, así que mientras la mayoría de colegas están apenas terminando sus vacaciones y otros están programando con más calma su reaparición oficial en el Grupo, un puñado de ciclistas decidió salir a rodar un rato y subirse al tren ciclístico que como se había anunciado salía de Siberia y haría paradas en El Vino, La Quebrada del Vino y el Chuscal.


Una hermosa y soleada mañana nos esperaba, el marco ideal para este abrebocas del calendario ciclístico 2019. Llegaron Nobile, Pulga, Héctor, Armandito, Edgard, Marcolino y O. Márquez, pero Pulga anunció que Camilo y su novia Katherine venían en camino. Cuando nos disponíamos a partir llegaron Eduardo Bedoya y Luis Alfonso Rodríguez dos ex – CicloBR, el día anterior habíamos acordado invitarlos, ya habían llamado a Alberto Rivera quien venía cerca. De esta manera completamos un grupo de 12 ciclistas.

Armando, Héctor y Marcolino tomaron la delantera, luego salimos con Nobile y Edgar, mientras Pulga se quedó para esperar a Alberto, a Camilo y a Katherine, en compañía de los dos invitados.

Parece que eso de las ganas era una epidemia generalizada pues la calle 80 estaba repleta de ciclistas que conformaban varias filas interminables. El rio multicolor en Siberia se surtía de tres afluentes, los que venían de Bogotá, Funza o desde Tabio, así se mantenía un flujo constante de pedalistas que parecía infinito. Muchos grupos conocidos, algunos que nunca habíamos visto, gran cantidad de ciclistas en todo terreno, tenis sudadera y hasta con pantalonetas de fútbol, pero todos con ganas de ejercitarse en este soleado domingo.

En Puente Piedra se iban dividiendo las hileras como en un desfile, unos tomaban la ruta al Subachoque y otros rumbo al Alto del Vino.

Mientras Edgard, Nobile y yo perseguíamos a Armando, a Marcolino y a Héctor, atrás partían Camilo, Pulga, Eduardo y Alfonso. Alberto tuvo que devolverse pues olvidó algo en el carro, cuando llegó le notificaron los operarios de la estación Terpel que había parqueado el vehículo en un sitio prohibido, así que le tocó salir a buscar otro parqueadero pues ya estaba todo ocupado y a perseguir papá, ya se imaginarán, es que al que no madruga... no lo ayuda Dios.

Nobile se devolvió en el retorno para esperar a Katherine. Armando logró coronar el Vino en solitario, también se imaginarán la dicha, tiempos ha que este colega no saboreaba las mieles de una victoria, un buena motivación para que este año asista con regularidad, aprovechando que su cardiólogo lo puso a volar. Con Edgar logramos “capturar” a Marcolino recién iniciada la cuesta y luego a Héctor quien ya llevaba más de la mitad del Vino, siga así "Hétor" y este año sacará mejores notas. Luego arribaron Pulga, Camilo y Eduardo, al ratico Alberto.

En la cresta del Vino llegó el momento de la pregunta de rigor, ¿quiénes van a bajar al a la Quebrada?. Habría podido apostar que todos retornaríamos a Siberia, pero la vida te da sorpresas, resultamos todos en la Quebrada del Vino, allí nuevamente nos tocó preguntar ¿quiénes bajan al Chuscal? Pues les cuento que se le midieron, Pulga, Camilo, Eduardo, y Alfonso. Los demás media vuelta y de nuevo a coronar el Alto del Vino por la otra vertiente. Como ven esta temporada comenzó por lo alto, una ventajita que le tomamos a los que por una u otra razón se quedaron en casita viendo el sol, desde sus ventanas en la gran ciudad.

En la cresta del Vino llegó el momento de la pregunta de rigor, ¿quiénes van a bajar al a la Quebrada?. Habría podido apostar que todos retornaríamos a Siberia. No estaban para responder la pregunta: Armando, Héctor ni Edgar ellos ya se habían regresado e iban camino a Siberia. Camilo tenía que devolverse por Nobile y Katherine así que declinó la interesante invitación; Pulga optó por acompañarlo, Eduardo y Alfonso también desistieron, el Vino fue suficiente para ellos, yo quería bajar, pero además de ganas necesitaba fondo y de eso todavía nada. Así que, como imaginé, al final todos llegamos solo hasta el Alto del Vino. En el camino nos encontramos a Manuel Leal quien también venía del Vino, nos contó que tampoco se le había medido a bajar ni a la Quebrada del Vino, esto para que vean que tomamos una buena decisión.

Ups, parece que en la edición de esta mini-crónica algún hacker metió un párrafo que sobra, qué pena, por favor omitan leer el primero de ellos, es una típica "Fake New"

Eso fue todo, por hoy 48 K…. ¿Pa´ que más cierto?, era solo para calmar las ganas.

_______________